10 recomendaciones para evitar los mareos en el coche

10 recomendaciones para evitar los mareos en el coche
octubre 11 21:49 2020

Seguro que conoces a alguien que se marea cuando viaja en medios de transporte. Estas desagradables sensaciones de malestar suelen producirse sobre todo en barcos y coches, aunque pueden darse en cualquier otro tipo de vehículo. Este tipo de mareos son muy frecuentes en niños y embarazadas, aunque cualquier persona puede sufrirlo de forma frecuente y repentina. Técnicamente reciben el nombre de cinetosis, es decir, mareo por movimiento.

En este artículo, te detallamos algunos consejos a tener en cuenta para intentar tener unos viajes más placenteros, libres de estas molestias.

¿Por qué nos mareamos?

Para poder intentar ponerle remedio, lo mejor es conocer antes qué es lo que provoca los mareos. Tiene que ver, frecuentemente, con una percepción distinta a la habitual de nuestro sistema de equilibrio, que percibe información a través de la vista, el oído y los movimientos de cadera y tobillo. 

Durante un viaje en coche, el cuerpo está relajado, sentado y quieto, pero la información visual que recibe es muy amplia en un espectro de tiempo muy corto. La velocidad de esta información es enorme en comparación a la que percibimos cuando andamos.

Otra explicación tiene que ver con los tramos de carretera por los que pasamos:  los mareos son muy habituales en tramos sinuosos, de montaña y con muchas curvas.

Cómo evitar el mareo

No existen recetas milagrosas, pero sí medicamentos específicos que suelen funcionar muy bien. El dimenhidrinato es el más usado para prevenir las cinetosis, aunque es aconsejable consultarlo con el médico para valorar una receta o dirigirse a una farmacia para recibir consejo profesional. Puede administrarse incluso en menores, aunque hace falta saber la dosis para cada edad.

Pero antes de recurrir a un fármaco, es importante seguir una serie de recomendaciones. A algunas personas les son tan efectivas que no necesitan nada más:

  1. Sentarse en el sentido de la marcha: es bastante raro ir sentado en el sentido contrario en un coche, pero en el caso de los niños es muy habitual con las sillas a contra marcha (ACM). Cuando se viaja en transporte público, siempre que sea posible hay que evitar ir mirando en el sentido contrario a la conducción.
  2. Tener el habitáculo limpio y bien ventilado: lo ideal es mantener el coche a una temperatura entre 21 y 23 grados. Un exceso de calor puede intensificar el mareo o ser, incluso, el detonante. Es interesante ventilar el coche antes de viajar y, durante el desplazamiento, abrir las ventanillas en cuanto notes los primeros síntomas del mareo.
  3. Mirar al frente: muchos mareos se deben al hecho de que miramos hacia los lados o que movemos mucho la cabeza, pero sobre todo pasa si leemos o miramos mucho el móvil o algún dispositivo electrónico. Dado que se producen cambios continuos de mirada, la distorsión de la información visual es evidente incluso viajando en el sentido de la marcha.
  4. Los asientos donde menos mareos se suelen producir son el del copiloto (el delantero) o el del conductor, porque la mirada se centra al frente. En la zona trasera, el balanceo es mayor, aunque el más seguro de todos es el trasero central.
  5. Entablar una conversación o escuchar música: mientras mantenemos la vista al frente, podemos hablar con los otros integrantes del vehículo para hacer más ameno y entretenido el viaje, siempre que no distraiga al piloto de su conducción. Lo mismo pasa con la música: hará que el desplazamiento sea más llevadero, aunque hay que ir con cuidado con el volumen. Ponerlo muy alto es totalmente desaconsejable para el mareo.
  6. Hacer paradas: quien haya aprobado el examen teórico del carné de conducir sabe que el conductor tiene que parar para descansar cada dos horas de viaje o cada 200 kilómetros recorridos. Para el resto de acompañantes en el habitáculo también son muy importantes las pausas. Estirar las piernas y salir al aire libre cada cierto tiempo ayuda a no marearse.
  7. Evitar beber alcohol o comer demasiado: tener el estómago demasiado lleno causa molestias y puede propiciar el mareo. Lo mismo ocurre cuando se bebe alcohol, y más si no se ha comido nada previamente, lo cual también es desaconsejable.
  8. Dormir durante el desplazamiento: el sueño suele aliviar los mareos, aunque también dependerá de la posición en la que descansemos.
  9. Hidratarse: es fundamental beber mucha agua, porque también puede contribuir a evitar mareos.
  10. Conducción eficiente y suave: tanto para la seguridad como para la tranquilidad de todos los ocupantes del coche, el conductor debe manejar con precaución, sin exceso de velocidad, y con tranquilidad. Hay que ir con cautela cuando tomamos una rotonda o una curva. Prever situaciones también evitará maniobras bruscas, volantazos o frenazos que comprometan el estado de nervios de los acompañantes y la nuestra propia.

Si incluso siguiendo a rajatabla estas indicaciones y tomando medicación los mareos persisten y se agudizan es importante valorar médicamente otras causas y tratamientos.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario