Arde la histórica iglesia fundada por fray Junípero Serra en Los Ángeles en 1771

Arde la histórica iglesia fundada por fray Junípero Serra en Los Ángeles en 1771
agosto 13 21:46 2020

Todavía con olor a quemado, la parroquia de la Misión de San Gabriel Arcángel (California) celebró su misa este domingo, en una capilla cercana a su iglesia principal, levantada en 1771 y que la madrugada del sábado fue pasto de las llamas. Con mascarilla y distancia social, con la presencia del arzobispo José Gómez, los fieles se reunieron consternados por la destrucción de su templo.

La iglesia no es solamente su lugar de culto, sino una joya histórica para un país en el que no abundan los monumentos centenarios. La Misión de San Gabriel es una pieza fundamental de la fundación de California y una reliquia del legado hispánico en EE.UU., abundante y rico en todo el Sur y el Oeste del país, pero muchas veces proscrito y atacado.

Esa puede ser la clave del incendio en la iglesia, del que todavía no hay indicios sobre su causa, pero que está bajo investigación de las autoridades. En los últimos años, los ataques a monumentos relacionados con el legado hispánico se han multiplicado en EE.UU. La muerte de George Floyd en Mineápolis el pasado mayo -el último episodio de los abusos policiales a la minoría negra- salpicó a figuras históricas del pasado hispánico, desde Juan de Oñate a Cervantes.

Una de las víctimas favoritas es Fray Junípero Serra, el franciscano que fundó una red de misiones a finales del siglo XVIII que fueron la columna vertebral de la actual California. Serra es el único español con una estatua en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio de EE.UU., que reúne a las figuras decisivas en la construcción del país, y fue canonizado por el Papa Francisco en 2015. Algunos sectores políticos y grupos activistas de izquierdas le consideran solo un símbolo de los abusos del «genocidio» por parte de los colonizadores, aunque muchos historiadores niegan la relevancia de Serra en los abusos contra la población indígena y le retratan, al contrario, como un protector y civilizador.

La campaña contra Serra ha supuesto el vandalismo de varias de sus estatuas en los últimos años o la retirada de su nombre del campus de la Universidad de Stanford.

En las últimas semanas, en la resaca de la muerte de Floyd, ha habido otros ataques a estatuas y la Misión de San Gabriel, por seguridad, decidió hace dos semanas trasladar la imagen de Serra a unos jardines interiores fuera de la vista del público.

Las autoridades investigan si el incendio fue intencionado. «Es una iglesia, y somos conscientes del reciente vandalismo que han sufrido las iglesias de las misiones y las estatuas de Junípero Serra», dijo el portavoz del Departamento de Bomberos de San Gabriel, Antonio Negrete, a «Los Angeles Times».

Los bomberos acudieron a la iglesia alrededor de las 4 de la mañana del sábado. Una columna de fuego salía de la iglesia. En los momentos iniciales los bomberos pudieron apresurarse a sacar objetos históricos y obras de arte antes de que se derrumbara el techo de madera. Después, lograron volver a penetrar en el edificio y controlar las llamas para salvar el altar. «Está intacto», celebró Terri Huerta, directora de comunicación de la misión. «Está milagrosamente intacto, incluidas las estatuas históricas de madera que estaban unidas al altar, tenemos que estar contentos por ello». Entre los tesoros que han sobrevivido al fuego está una pila bautismal que Carlos III donó a la misión.

Se quemó, sin embargo, buena parte del interior, incluida la mayoría de los bancos de la iglesia, que habían sido restaurados, como el resto del templo, en preparación a la celebración del 250 aniversario de la misión.

La iglesia llevaba meses de cerrada por la pandemia de Covid-19, un tiempo que se había aprovechado en adelantar esas labores de renovación. La Misión de San Gabriel agradeció de forma pública la «efusión de apoyo» a la parroquia en un «momento devastador» y espera «celebrar muy pronto su restauración».

El diseño sencillo, casi rudimentario, de las misiones que Fray Junípero Serra fundó en la actual California son un contraste con los amasijos ultramodernos de metal y cristal de los rascacielos y museos del «downtown» de Los Ángeles. Pero en la arquitectura humilde de estos franciscanos aventureros, que se establecieron en territorios inhóspitos, está el germen de California, la mayor potencia demográfica y económica de EE.UU., y de su principal ciudad.

La de San Gabriel, en 1771, fue la cuarta misión que Serra fundó y fue una de las más prósperas de las 21 que se establecieron durante la colonización de California. Diez años después, un grupo de 44 expedicionarios -23 adultos y 21 niños- emprendieron ruta hacia el Oeste desde la misión y fundaron El Pueblo de Nuestra Señora la Reina de Los Ángeles. Frente al discurso del genocidio español en California -que podría estar detrás del incendio en la misión de este pasado fin de semana-, los pobladores eran un grupo diverso: entre los adultos había un español peninsular, un español criollo, dos negros, ocho mulatos, nueve indios y un mestizo. La misma diversidad que hoy mantiene Los Ángeles.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario