Bilbao, primera gran ciudad del mundo que limita a 30 km/h la velocidad en todas sus calles

Bilbao, primera gran ciudad del mundo que limita a 30 km/h la velocidad en todas sus calles
noviembre 20 03:48 2020

Una pegatina colocada concienzudamente en la parte alta de la luna delantera recuerda a Ibai que este martes no debe pisar el acelerador a más de 30 km/h. “Esto es un caos”, se queja este conductor desde su coche en una de las avenidas principales de Bilbao.

Y es que la capital vizcaína ha amanecido este martes convertida en la primera ciudad del mundo de más de 300.000 habitantes que impone el límite de valocidad de 30 km/h la velocidad del tráfico rodado en todas sus calles. Una medida que, aunque ya estaba instaurada en el 87% de las calles desde hace un par de años, muchos bilbaínos han considerado “abusiva”, especialmente los que más usan el coche a diario.

“Tardas más en hacer los servicios y vas a cobrar lo mismo”, se lamenta un taxista, que tiene claro que este límite afectará a su negocio. “La gente se te va a mosquear más porque la gente que coge un taxi lo hace porque tiene prisa y ahora resulta que llega casi antes andando”.

Otro compañero de profesión se queja de que a 30 km/h le “pillan” todos los semáforos, algo que ya le ha hecho perder algún que otro cliente: “Esto no hay quien lo entienda y más en los tiempos que corren”.

José, también taxista, cree que esta medida no sólo afectará a su gremio, sino también a los autobuses y a cualquier otro medio que vaya por carretera. No duda en criticas la imposición de esta medida: “Han tomado una decisión política, un queda bien y nada más”.

Para Iñaki, repartidor de profesión, critica que circulando a 30 km/h por las calles de Bilbao realiza las entregas más tarde. “Con 50 km/h te podías mover con más facilidad, ahora el tráfico está bastante más parado”, dice. “Y encima las multas las pagamos nosotros”.

“Estoy más pendiente de la velocidad que del tráfico”, cuenta un motorista que reconoce estar “despistado total” con esta nueva limitación: “Cualquier día habrá una desgracia”.

“Reducimos ruido, gases, humos y siniestros”

Pero no todo iban a ser pegas. Muchos bilbaínos ven con buenos ojos la medida impuesta desde el Ayuntamiento de la ciudad. Una peatona cree que este límite de velocidad trae consigo grandes beneficios. “Menos contaminación, más seguridad para los peatones y que vayamos todos con un poco más de calma“, bromea.

Esa reducción de la contaminación es de hecho una de las razones que llevaron a la alcaldía de Bilbao a imponer esta medida. “Merece la pena implementarla en el conjunto de la ciudad porque reducimos ruido, gases, humos y siniestros”, cuenta Alfonso Gil, concejal de movilidad.

“Esta medida no va en contra del coche”, explica el edil. “Nosotros no hemos dicho que no entre el coche en la ciudad, lo que hemos dicho es que lo haga con otro patrón de comportamiento”.

Aunque ve “lógico” que a ciertos sectores que viven de la carretera esta medida les haya sorprendido, a su juicio ellos serán los “grandes beneficiados” en las próximas semanas. “El sector de la carga y descarga va a ver que a la larga hay menos coches. Y hay muchos ciudadanos que cogen el coche que terminarán sustituyéndolo por el taxi”, dice Gil. “Todos vamos a ganar”.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario