Cuándo serán las elecciones en Cataluña tras la inhabilitación de Torra: un calendario político de vértigo

Cuándo serán las elecciones en Cataluña tras la inhabilitación de Torra: un calendario político de vértigo
octubre 12 21:48 2020

La política catalana inaugura un nuevo episodio en su historial de vértigo. Tras el cese de Carles Puigdemont por la aplicación del 155 en 2017 y la inhabilitación de Artur Mas en 2019, Quim Torra se convierte en el primer president del Govern en activo inhabilitado.

Ahora, arranca el calendario político que desembocará en unas elecciones al Parlament que, previsiblemente, se celebrarán el 31 de enero o el 7 de febrero. Estos son los plazos que debe seguir el president del Parlament, Roger Torrent, para iniciar el proceso que derive en el nuevo Govern que suceda al de Torra.

  • Publicación de la inhabilitación en el BOE y el DOGC

Las primeras interpretaciones de la normativa hacían entender que la cuenta atrás para la celebración de las elecciones comenzaba en cuanto el Boletín Oficial del Estado y el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya publicaran el Real Decreto de cese del ya expresident por orden del Tribunal Supremo. Sin embargo, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia ha determinado que la inhabilitación es efectiva desde este mismo lunes, el BOE no la ha publicado ni parece que lo vaya a hacer.

La administración catalana ha enviado una carta al Gobierno para que le comunique cuándo publicará el cese para que también lo pueda hacer el DOGC de forma simultánea. La respuesta de la Moncloa, que el Govern puede seguir adelante sin esperar al BOE, por lo que el medio oficial de la Generalitat ha oficializado este miércoles el cese de Torra y el vicepresident Pere Aragonès ha celebrado el Consell Executiu que ha formalizado el traspaso de algunas de sus funciones a las 9:00h del mismo día, tal y como dicta la Ley de la presidencia.

  • Diez días para encontrar un candidato

Una vez la inhabilitación se ve reflejada en el DOGC y la Generalitat firma el decreto de sustitución, arranca un plazo de diez días destinados a encontrar un candidato a la presidencia. El president Roger Torrent está llamado a iniciar una ronda de consultas con los siete grupos que conforman el Parlament y calcular los apoyos necesarios para investir a un nuevo president.

Sin embargo, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP, los partidos independentistas, han acordado no presentar a ningún candidato, mientras que el resto de partidos no conseguirán reunir los apoyos necesarios para investir al suyo.

Este es un plazo abierto, es decir, no obliga a Torrent a agotar los diez días para dar comienzo al siguiente. Puede dejarlos pasar o bien convocar un pleno de investidura en cualquiera de ellos y que resulte fallido para que arranque el siguiente plazo, aunque los servicios jurídicos de la cámara evitan hacer interpretaciones de un reglamento que nunca se ha aplicado previamente.

Según interpreta el Partido Socialista Catalán, que ha emplazado a Torrent a proponer un candidato aunque no tenga los suficientes apoyos, Torrent también podría comunicar al pleno la inviabilidad de todas las candidaturas durante este periodo para dar paso al siguiente plazo cuanto antes. De todas formas, este primer plazo finalizará hacia el 10 de octubre.

  • Dos meses de plenos de investidura

Una vez caduque el primer plazo, da inicio un segundo de dos meses en los que, según el reglamento, el Parlament debe tratar de investir a un candidato en sucesivos plenos en un tiempo máximo de dos meses. Previsiblemente, Torrent convocará un primer pleno en el que informe a los diputados del hemiciclo que no hay ninguna candidatura que aspire a la presidencia y sea entonces cuando arranquen los dos meses. 

Pasado el plazo sin que la cámara catalana deposite su confianza en un nuevo president, entre la segunda y la tercera semana de diciembre, esta se disolverá y las nuevas elecciones quedarán convocadas automáticamente. El pleno estuvo a punto de llegar a este punto en 2015, cuando finalmente invistió a Carles Puigdemont ‘in extremis’, dos horas y media antes de agotar los dos meses marcados por la ley y se disolviera el Parlament.

  • Disolución de la cámara y elecciones 54 días después

El tercer y último plazo establece que los comicios de los que salga un nuevo Govern se deben celebrar 54 días después, es decir, la primera semana de febrero. 

Previsiblemente, las elecciones caerán el 7 de febrero, el primer domingo desde entonces, aunque es demasiado pronto todavía para descartar que se celebren el 31 de enero. No obstante, la fecha definitiva dependerá de cómo se gestionen los plazos una vez el DOGC haya oficializado el cese de Torra y de si Torrent decide agotar los diez primeros días; también de cuándo comunique a los grupos que no hay ninguna candidatura viable a la presidencia y de la interpretación que hagan de la norma los letrados del Parlament.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario