De Vergès a Schmitt

octubre 17 06:19 2020

La intervención de ayer en el Supremo de Gonzalo Boye, el defensor de Quim Torra, fue eminentemente técnica. Hizo de entrada una declaración de confianza en la independencia del Tribunal y luego se enfrascó en una argumentación estrictamente jurídica, aunque reprochó parcialidad al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y a la Junta Electoral Central. Pero no salió de sus labios ningún exabrupto ni eslogan.

Quim Torra, sentado en la primera fila de una sala semivacía, no hizo ni el menor gesto ni comentario mientras Boye se dirigía a los cinco magistrados. Al final de la vista, abandonó Las Salesas para comparecer ante los medios. El fondo y la forma variaron sensiblemente porque el presidente de la Generalitat aseguró

Si ya estás registrado, Inicia sesión

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario