Detenido un negacionista del COVID por incitación al odio y a la violencia en las redes sociales

Detenido un negacionista del COVID por incitación al odio y a la violencia en las redes sociales
octubre 12 14:18 2020

“A los que estén pensando en suicidarse… cargaos a un político antes”. Es una de las frases que publicaba en internet un negacionista de la pandemia, que ha sido detenido por la Policía Nacional en Cuarte de Huerva, Zaragoza, por incitación al odio y la violencia contra políticos y otros colectivos profesionales a través de las redes sociales. El arrestado, de 38 años, se hacía pasar por un cargo de un organismo público y llamaba a residencias de ancianos, hospitales, clubes de fútbol y hasta a medios de comunicación para difundir datos falsos sobre la situación de la COVID-19. 

Llamadas a hospitales y residencias para difundir datos falsos

La investigación comenzó al detectar diferentes perfiles anónimos en redes sociales en los que se estaban difundiendo mensajes de odio y violencia hacia cargos políticos e institucionales y en los que también se estaba dando información falsa sobre la situación de la pandemia en España, según informa la Policía Nacional en una nota de este viernes.

Después de realizar las primeras pesquisas, los agentes descubrieron que detrás de dichos perfiles se encontraba una persona que, para evitar ser detectado, se conectaba a través de servidores extranjeros, y utilizaba tarjetas SIM de otros países que cambiaba con frecuencia.

Avanzada la operación los agentes descubrieron que el detenido se hacía pasar por un cargo de un organismo público y que había realizado llamadas telefónicas a diferentes residencias de ancianos, hospitales, clubes de fútbol y medios de comunicación. En estas llamadas llegó a difundir datos falsos relacionados con la situación de la pandemia, lo que no solo podía inducir a error sino que en consecuencia se podría convertir en un grave peligro para la salud pública.

“La farsa del Covid” y amenazas a políticos y periodistas

Posteriormente, propagaba en un canal de una red social sus consignas erróneas y directrices a seguir. Afirmaba que los profesionales sanitarios, periodistas y medios de comunicación eran los responsables de lo que denominaba “la farsa del Covid”.

Entre los mensajes que transmitía contra la integridad moral de cargos institucionales y diferentes colectivos los agentes han destacado los siguientes: “Todo esto se solucionaría con un tiro en la nuca a Pedro Sánchez”; “Al colegio de médicos hay que prenderle fuego y punto. Hijos de puta.”; “Si no tuviera padres, hace meses que habría matado a un covidiota. Son gente ignorante y mala que merece morir”.

Igualmente, señalaba directamente a profesionales de los medios de comunicación con nombres y apellidos. “¿Alguien sabe donde vive esta rata inmunda?… quiero ir a su casa… y darle un buen susto”. Asimismo llegó a amenazar con quemar un periódico de Aragón, difundió calumnias sobre la Unidad Militar de Emergencias, asegurando que entraban en las residencias de ancianos con el objetivo de asesinarles y divulgó el texto “26 solo” acompañando a una fotografía de la fachada del Ayuntamiento de León con un pancarta que rinde homenaje a 26 mujeres asesinadas por violencia de género.

La operación, coordinada por la Comisaría General de Información, ha durado varias semanas hasta que los agentes han podido localizar y detener, en la localidad Cuarte de Huerva, Zaragoza, al responsable que utilizaba las redes sociales para difundir mensajes de odio y datos falsos sobre la pandemia. La investigación ha finalizado con el arresto de un hombre, de 38 años de edad, por un delito de usurpación de funciones públicas, amenazas, incitación al odio, a la violencia y un delito contra la integridad moral a través de las redes sociales, así como calumnias contra autoridades y funcionarios públicos.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario