Diez países europeos se comprometen a acoger a 400 menores del campo de Moria

Diez países europeos se comprometen a acoger a 400 menores del campo de Moria
noviembre 22 12:18 2020

Alemania ha conseguido implicar diez socios en la «solución europea» al problema de los refugiados menores de edad que se hacinan en el campo de Moria. El ministro germano de Interior, Horst Seehofer, ha anunciado que diez países de la UE se han comprometido a acoger en total a 400 de estos menores y que la cifra de niños que llegará a Alemania superará el centenar. «Diez países miembros participan en el traslado y Francia y Alemania acogeremos entre 100 y 150 menores cada uno», ha especificado. Holanda ha anunciado por su parte que recibirá a otros 100. Se trata de menores que llegaron a Grecia continental tras el incendio que arrasó el miércoles el campo que acumulaba 1.200 refugiados y su traslado ha sido acordado con el comisario europeo encargado de Emigración, Margaritis Schinas. También ha informado que continúan las conversaciones con otros países europeos, por lo que la lista todavía podría aumentar.

Desde el incendio de Moira, políticos de casi todos los partidos alemanes han elevado la presión sobre el ministro de Interior, que ha terminado tomando la iniciativa. «Gracias a Dios no hubo muertos ni heridos, pero sin duda es una emergencia humanitaria especial», ha admitido Seehofer en una conferencia de prensa. «La protección del clima es importante, las consecuencias económicas de la crisis sanitaria también, pero no hay que equivocarse: la inmigración es el problema más importante en la UE. No podemos simplemente hablar de humanidad y declarar buenos propósitos, ¡tenemos que hacerlo!», ha dicho.

Además de la colaboración en el reasentamiento de los menores, Seehofer ha recordado que la ayuda en el sitio es ahora el soporte más urgente. «Tenemos que volver a ofrecer alojamiento y suministros a la población allí lo antes posible. Actuamos en estrecha coordinación con el Gobierno griego», ha informado sobre la actividad del Gobierno alemán al respecto. Alemania ha recibido una «lista de requisitos» y las organizaciones no gubernamentales alemanas ya están trabajando para brindar el mayor apoyo posible. «Desde que asumí el cargo, he estado luchando para lograr una ley europea común de asilo», ha recordado Seehofer, «porque no solo la situación en Grecia es problemática, sino también en Chipre, Malta, Italia y España». El vicepresidente de la Comisión de la UE, Margaritis Schinas, ha mantenido una videoconferencia retransmitida por las televisiones alemanas en la que ha afirmado que «se acabó el tiempo en que Europa no tenía una política migratoria común; ahora es el momento de cambiar eso», en referencia a que el 30 de septiembre debería iniciarse un segundo intento para negociar el pacto de asilo y migración de la UE.

Según Schinas, este pacto debería estructurarse como una casa de tres pisos. En primer lugar, acuerdos con los países de origen y tránsito para que las personas no huyan y tengan la perspectiva de una vida mejor en sus países de origen. «Y que no tengan que confiar sus vidas a los traficantes», ha subrayado. En segundo lugar, «un sistema sólido de protección de las fronteras exteriores con una nueva guardia de fronteras y costas de la UE que estará mejor equipada en términos de tecnología y personal». Y, por último, un sistema de solidaridad permanente y efectiva dentro de los estados de la UE. La responsabilidad del procedimiento de asilo debe ser asumida de forma conjunta, y no solo por algunos Estados miembros que se encuentran en las fronteras exteriores o, como Alemania, quieren recibir inmigrantes.

El pasado mes de marzo, antes de que la pandemia congelase también el proyecto, los partidos políticos alemanes había llegado a un acuerdo para que más de 140 municipios que se habían presentado voluntarios acogiesen a menores procedentes de campos de refugiados griegos sobresaturados, bajo el estatus de protección subsidiaria. Alemania estaría dispuesta a recibir «a una parte razonable y limitada» en el marco de una «coalición humanitaria de voluntarios europeos», decía el texto del acuerdo, con el que la primera potencia europea buscaba además presionar a sus vecinos de la UE para que sigan sus pasos. En ese momento, la decisión contemplaba «apoyar a Grecia» ante el nuevo desafío que suponía la apertura de la frontera por parte del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y mencionaba la cifra total de entre 1.000 y 1.500 niños. Se trataría de menores de 14 años que no estén acompañados o que necesiten atención médica urgente debido a alguna enfermedad, preferentemente niñas. La presidenta de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, se refirió al pacto como una «buena combinación de orden y humanidad», y se aventuró a decir que algunos países europeos, como Francia, ya habían mostrado su disposición a ayudar. Ahora, el incendio ha precipitado la reapertura del expediente, que aviva a su vez los resquemores que despertó la decisión de Angela Merkel de abrir la frontera alemana a los refugiados sirios en 2015.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario