Doncic es una ganga: solo cinco bases titulares cobran menos

octubre 16 17:49 2020

Luka Doncic es uno de los jugadores de moda. Con 21 años, ya es también una de las estrellas de la NBA y uno de los obvios rostros del futuro de la competición (junto a Donovan Mitchell, Jayson Tatum, Ja Morant, Zion Williamson, Trae Young…). El esloveno jugó un partido épico en el cuarto contra los Clippers (con una lesión de tobillo a cuestas, terminó con 43 puntos, 17 rebotes y 13 asistencias). Pero es obvio que su trascendencia va más allá: en su primera eliminatoria de playoffs en la NBA promedia 31,5 puntos, 10,5 rebotes y 9,8 asistencias. Y en su segunda temporada en la Liga se ha colado entre los tres finalistas al premio de Jugador Más Mejorado y ha sido seleccionado para su primer All Star Game (el primero de muchos). Sus medias en regular season han sido de 28,8 puntos, 9,4 rebotes y 8,8 asistencias. Lo normal sería, como broche, que entre también por primera vez en el Mejor Quinteto de la temporada.

Los Mavericks, desde luego, son felices con Doncic. Con él y Kristaps Porzingis tienen una pareja sobre la que construir un aspirante al título para muchos años, lo que hicieron antes con Dirk Nowitzki y siempre con el extraordinario Rick Carlisle como entrenador. Además, los texanos manejan unas cuentas (ahora en suspenso dada la situación generada por el coronavirus y las enormes pérdidas que está provocando) que les permitirían ir a por caza mayor para sumar otro jugador importante en el mercado de agentes libres de 2021 (en el que habrá puja por muchas estrellas). Eso es en parte gracias a otra extraordinaria ventaja que aporta Doncic: su salario.

if (typeof datosVideo_current !== ‘undefined’) {
datosVideo_current.push({
id: 27147217,
tipo: “mediateca_video_player_sumario”
});
}

function mediateca_video_player_sumario_27147217(){
// Hash con los datos para el reproductor de video
var datosVideo_27147217 = {};

datosVideo_27147217.id_multimedia = ‘as_1598272356930’;
datosVideo_27147217.urlNoticia = ‘https://as.com/baloncesto/2020/08/25/nba/1598343776_602441.html’;

datosVideo_27147217.anchoPlayer = 640;
datosVideo_27147217.altoPlayer = 360;
datosVideo_27147217.caratula = ‘/baloncesto/imagenes/2020/08/25/nba/1598343776_602441_1598343886_noticia_normal.jpg’;
datosVideo_27147217.publiActiva = true;
datosVideo_27147217.tagsIds = ‘84982,138358,85507,16685,29970,23870,26253’;
datosVideo_27147217.tagsNombreNormalizado = ‘dallas_mavericks_a,luka_doncic_a,nba_a,baloncesto_a,equipos_a,competiciones_a,deportes_a’;
datosVideo_27147217.agrsIds = ‘134740,134737,134715’;
datosVideo_27147217.agrsNombreNormalizado = ‘nba_a,canales_de_baloncesto_a,astv_a’;
datosVideo_27147217.keywordsVideo = ‘baloncesto,nba’;
datosVideo_27147217.canales_playlist = ‘tags.idref|134740’;
datosVideo_27147217.autoplay = false;

Mediateca_VideoPlayer_articulo_sumario_Wpo(datosVideo_27147217, “multimediaPlayer_27147217”);
};

Las oportunidades del ‘efecto Stephen Curry’

Todavía en el contrato que firmó sujeto a las cantidades predeterminadas de la escala rookie, Doncic es ahora mismo por rendimiento, tal vez, la mayor ganga de la NBA. Desde luego es una de las mayores. Y esos años de margen hasta que salte a salario de súper estrella pueden ser usados por los Mavs para construir un gran equipo a su alrededor. Siempre es así en el deporte estadounidense. El último gran caso en la NBA fue el de Stephen Curry. El base firmó, cuando no se sabía si sus tobillos le darían tregua, una extensión de 44 millones por cuatro años antes de la temporada 2012-13. Lo que entonces parecía un riesgo acabó siendo un negocio históricamente redondo. El base firmó en julio de 2017 una extensión de cinco años y 201 millones de dólares. Para entonces ya había sido dos veces MVP, en 2015 y 2016 ganando en esas temporadas 10,6 y 11,3 millones mientras se convertía en el mejor tirador de la historia y revolucionaba, literalmente, la forma de jugar al baloncesto con sus lanzamientos imposibles.

if (typeof datosVideo_current !== ‘undefined’) {
datosVideo_current.push({
id: 907282794,
tipo: “mediateca_video_player_sumario”
});
}

function mediateca_video_player_sumario_907282794(){
// Hash con los datos para el reproductor de video
var datosVideo_907282794 = {};

datosVideo_907282794.id_multimedia = ‘as_1598281217041’;
datosVideo_907282794.urlNoticia = ‘https://as.com/baloncesto/2020/08/25/nba/1598343776_602441.html’;

datosVideo_907282794.anchoPlayer = 640;
datosVideo_907282794.altoPlayer = 359;
datosVideo_907282794.caratula = ‘/baloncesto/imagenes/2020/08/25/nba/1598343776_602441_1598343886_noticia_normal.jpg’;
datosVideo_907282794.publiActiva = true;
datosVideo_907282794.tagsIds = ‘84982,138358,85507,16685,29970,23870,26253’;
datosVideo_907282794.tagsNombreNormalizado = ‘dallas_mavericks_a,luka_doncic_a,nba_a,baloncesto_a,equipos_a,competiciones_a,deportes_a’;
datosVideo_907282794.agrsIds = ‘136605,134740,134716,134737,134715’;
datosVideo_907282794.agrsNombreNormalizado = ‘top_de_astv_a,nba_a,canales_de_ocio_a,canales_de_baloncesto_a,astv_a’;
datosVideo_907282794.keywordsVideo = ‘baloncesto,nba’;
datosVideo_907282794.canales_playlist = ‘tags.idref|136605’;
datosVideo_907282794.autoplay = false;

Mediateca_VideoPlayer_articulo_sumario_Wpo(datosVideo_907282794, “multimediaPlayer_907282794”);
};

Doncic fue número 3 del draft en 2018. Suns y Kings prefirieron a otros jugadores (DeAndre Ayton y Marvin Bagley) y los Hawks lo eligieron y lo mandaron a Dallas a cambio del pick de los Mavs (el número 5: Trae Young) y otra primera ronda (el 10 de 2018: Cam Reddish). Por la escala de salarios para los novatos, su primer contrato le garantizaba unos 14 millones en sus dos primeras temporadas: 6,5 la pasada y 7,6 esta. Para las dos siguientes (2020-21 y 2021-22), los Mavericks tienen team options (opciones unilaterales de renovación que sin duda ejecutarán) por 8 y 10,1 millones. Si sigue a este nivel (no digamos si mejora todavía más), Doncic seguirá teniendo un contrato absolutamente fabuloso para los intereses de su equipo, que el próximo verano podrá negociar ya una extensión de este primer contrato que empezaría a ejecutarse en la temporada 2022-23. El pasado verano, la cifra depende los números del salary cap, las extensiones máximas de contrato rookie dieron 170 millones por cinco años a Ben Simmons (Sixers) y Jamal Murray (Nuggets).

El salario medio en la NBA, una liga que vivía una edad de oro en lo económico hasta la llegada de la pandemia, se acerca cada vez más a los 8 millones de dólares. Eso deja los 7,6 de Doncic en este extraño curso 2019-20 por debajo del salario medio. Las cuentas son fáciles: sueldo por debajo de la media, rendimiento de top-10 de la NBA. De hecho, las cifras de Doncic son una bendición para los Mavs en una era en la que, consecuencia del nuevo estilo de juego, los bases (y también los escoltas: todos los guards) han pasado a ser los jugadores mejor pagados de esta NBA de juego por fuera y mucho tiro exterior. En el año 2000, según datos de Hoopshype, los trece sueldos más altos eran para jugadores de frontcourt (aleros, ala-pívots y pívots): Shaquille O’Neal, Kevin Garnett, Alonzo Mourning, Patrick Ewing, Hakeem Olajuwon, Karl Malone… En la temporada 2002-2003, los jugadores interiores absorbían la mitad del total de los salarios que manejaba la liga. Ahora esa cifra ha caído a su mínimo histórico, un 34,6% si se suman ala-pívots y pívots. Eso contrasta con el 44,4% que se llevan entre bases (22,9%) y escoltas (21,5).

Ocho de los diez jugadores mejores pagados son guards, bases o escoltas, y el sexto es LeBron James, un talento histórico que, además, es oficialmente alero pero ejerce de base a todos los efectos en los Lakers 2019-20. La lista la encabezan Stephen Curry (40,2 millones esta temporada), Russell Westbrook (38,5), Chris Paul (38,5), James Harden (38,1), John Wall (38,1). En volumen total firmado, Westbrook firmó por cinco años y 206,7 millones, Curry por cinco y 201,1, Damian Lillard por cuatro y 196…

Estas cifras dejan claro hasta qué punto es ahora mismo un chollo el sueldo de Luka Doncic. De hecho, en el inicio de esta temporada había 20 bases con sueldos por encima de los 15 millones. Y si se computan los 30 que son titulares en las 30 franquicias, hay 24 que ganan más que el esloveno, ex del Real Madrid. Y los cinco que están por debajo de él son otros que también juegan dentro de su contrato rookie: Trae Young (6,2), Darius Garland (6,4), el ya renovado Jamal Murray (4,4 esperando el inicio de su ampliación), De’Aaron Fox (6,3), Dejounte Murray (2,3).

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario