El boicot del público por exceso de aforo obliga a suspender una actuación en el Teatro Real

noviembre 17 05:19 2020

El Teatro Real de Madrid inauguró su temporada 2020/2021 el pasado viernes con Un ballo in maschera de Verdi. La organización cumplió con las medidas de seguridad: un coro con distancia de seguridad de 1,5 metros, un entreacto de 40 minutos -el resto de funciones será de media hora- y un aforo máximo del 65% (en torno a 1.200 butacas), pese a que la ley permite un 75%.

Sin embargo, este domingo la situación ha sido muy distinta. La falta de distancia de seguridad y exceso de aforo en la zona ‘Paraíso’ indignó al público minutos antes del comienzo de la obra, cuyo inicio estaba previsto para las 20.00.

Los asistentes, que llegaban a tocarse por la falta de espacio, pidieron la suspensión de la obra al grito de “seguridad” y “que venga la Policía”. Los organizadores se disculparon minutos después por lo sucedido y ofrecieron a los asistentes abandonar el teatro y devolverles el dinero de la entrada o reubicarlos.

Las protestas subieron de tono cuando se apagaron las luces ante lo que parecía ser el comienzo de la función y la organización se vio obligada a suspender la obra media hora después. Se llegó a interpretar la obertura de la ópera y el principio del primer acto. Finalmente, la función se suspendió definitivamente. La orquesta y varios de los asistentes respondieron con aplausos ante la decisión.

Minutos después, la Policía acudió al lugar para comprobar el cumplimiento de las medidas de seguridad. El abandono de muchos de los espectadores permitió a la organización reubicar a varias personas del público y reanudar la obra sobre las 21.00 horas pero, finalmente, las incesantes protestas del público provocaron la suspensión definitiva de la ópera.

Muchos de los espectadores se encararon contra aquellos que protestaban gritándoles “¡Idos a casa ya!” e incluso les hacían la peineta.

El Teatro real defiende que se cumplieron las medidas vigentes

En un comunicado, el Teatro real ha relatado que ha sido un grupo minoritario de espectadores los que han obligado a suspender la función, “pese a que se cumplían todas las normas vigentes”. El escrito relata que “antes del inicio de la función de Un ballo in maschera, en la que había 905 localidades ocupadas (51,5% del aforo total de la sala), un grupo de espectadores ha expresado con aplausos y gritos su disconformidad con el emplazamiento de sus localidades.

El comunicado explica que las protestas han persistido “pese a los avisos de megafonía que ofrecían a los espectadores la posibilidad de recolocarles o devolverles el importe de las entradas”. “Después de la reubicación de una gran parte de los espectadores que protestaban, y de dos intentos de interpretar la ópera por parte del director de orquesta y de todos los artistas y técnicos que participaban en la función, un reducidísimo grupo insistió en proseguir con sus protestas para boicotear la representación, por lo que la misma tuvo que suspenderse, cerca de las 21.10 horas”. 

El Teatro Real ha anunciado que “abrirá una investigación para averiguar esta lamentable incidencia y tomará las medidas necesarias para para que las sucesivas funciones se desarrollen con normalidad”.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario