El cambio radical de Amir: de redskin a la ‘caza’ del nazi a difundir propaganda del DAESH en videojuegos

El cambio radical de Amir: de redskin a la ‘caza’ del nazi a difundir propaganda del DAESH en videojuegos
agosto 07 14:16 2020

Nadie sabía lo que hacía Amir El Khammache dentro de su habitación. Apenas salía y llevaba encerrado desde que empezó el confinamiento. El chico de 19 años, se pasaba todo el día pegado al ordenador y a los videojuegos. Su vida cambió radicalmente después de morir su padre, hace dos años.

El hombre era de origen sirio y su mujer marroquí. El matrimonio se había conocido en España. Tuvieron un hijo en Madrid y a otra hija menor que él. La familia se había asentado en la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig.

Durante la adolescencia Amir estaba vinculado al movimiento de extrema izquierda redskin. Llevaba el pelo rapado, vestía pantalones elásticos y lucía simbología anarquista. Salía con sus amigos a la ‘caza’ del nazi.  Tenía antecedentes por peleas en el instituto, por agredir a otros menores. Incluso algunos episodios de violencia doméstica.

Por eso, su madre no daba crédito cuando vió a la Guardia Civil en su casa hace unos días. Habían ido a detener a su hijo. Le acusaban  de difundir propaganda yihadista y de captar a multitud de menores y de jóvenes a través de chats de videojuegos online. Tenía un gran potencial.

Al entrar en el dormitorio los agentes descubrieron que el joven se había montado una pequeña oficina. En las paredes colgaban dos banderas del DAESH tamaño sábana. Junto a su cama estaban su mesa y el PC desde el que actuaba: había editado y difundido miles de vídeos en los que explicaba cómo fabricar armas caseras y utilizarlas, además de otros contenidos de gran violencia. Durante el estado de alarma su actividad se había multiplicado vertiginosamente. Las alarmas también le habían saltado al FBI.

Cambio radical

Durante su adolescencia Amir  tenía amigos vinculados al movimiento redskin. Defendían la lucha obrera frente al capitalismo y se mostraban contrarios a la xenofobia y el fascismo. En el instituto se peleaban con compañeros de ideología contraria. Incluso salían ‘a la caza del nazi’. Agredían a otros menores y jóvenes de extrema derecha con los que se encontraban en calles o parques. Le habían detenido en varias ocasiones. Sus padres se lo reprochaban y tuvieron fuertes discusiones. Le constan varios episodios de violencia doméstica. 

Pero al morir su padre hace dos años Amir cambió radicalmente. Se metió en su habitación y apagó su teléfono móvil. También cerró sus perfiles en las redes sociales y se convirtió en un joven solitario, descuidado y extraño. Se había refugiado en el yihadismo.

Así empezó a ver vídeos con propaganda DAESH y después a editarlos él mismo. Luego los difundía en plataformas de videojuegos de combate online, sin ningún contacto físico con las personas con las que contactaba. Su vida se desarrollaba en un entorno virtual.

Captación de menores y jóvenes

Amir consiguió captar a menores y adolescentes de multitud de países desde el año 2019. Seguía la estrategia propagandística desarrollada por el DAESH y se había convertido en un importante y activo foco de expansión y difusión del ideario yihadista. Tenía un gran potencial.

Era extremadamente cuidadoso con las medidas de seguridad. Constantemente cambiaba de perfiles y de cuentas de correo. Tenía más de 20 direcciones de email. Gestionaba varios foros y repositorios multimedia, en los que se podían descargar los contenidos. Algunos vinculados al entramado oficial del DAESH, de gran violencia. También enseñaban cómo fabricar, utilizar y manejar armas caseras. 

Por eso los investigadores han necesitado emplear gran cantidad de recursos para demostrar su grado de implicación con la causa terrorista. No sabían cuál podía ser el alcance de su actividad, ni el riesgo que podría suponer para los ciudadanos.

 Guardia Civil y FBI han trabajado de forma conjunta, demostrando su estrecha colaboración y compromiso en la lucha contra el yihadismo. La cooperación internacional es uno de los principales factores  para detener a los autores, con una gran movilidad y capaces de ampliar sus tentáculos a través de aplicaciones y redes sociales. 

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario