El Gobierno rebautiza la estación madrileña de Chamartín como Clara Campoamor

El Gobierno rebautiza la estación madrileña de Chamartín como Clara Campoamor
octubre 12 06:50 2020

El Gobierno le ha puesto “apellido” a la estación madrileña de ferrocarril de Chamartín. Le ha añadido  el nombre de una de las mujeres más importantes de la historia española en la lucha por el reconocimiento de los derechos de la mujeres, Clara Campoamor.

La propuesta ha partido de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que ha llevado al Consejo de Ministros en la “ampliación” del nombre de la estación que según ADIF utilizan 1,6 millones de viajeros.

La decisión ha sido comunicada por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero que ha justificado la misma con los pasos que está dando el Ejecutivo para la “divulgación” de la Memoria Democrática.

La práctica de cambiar el nombre a distintas infraestructuras con el propósito de reconocer la labor de un personaje destacado es habitual. El último cambio que se produjo en Madrid afecto al aeropuerto Madrid-Barajas al que se le añadió Adolfo Suárez, tras la muerte del primer presidente de la democracia.

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó en diciembre de 2018 el cambio de nombre aeropuerto de El Prat, en Barcelona, por un ampliado El Prat Josep Tarradellas, como gesto en reconocimiento al que fuera presidente de la Generalita en el exilio y provisional entre 1954 hasta 1977.

Clara Campoamor; una mujer un voto

Dos años estuvo Clara Campoamor como diputada en Cortes, pero en ese tiempo dio un empujón de décadas a los derechos femeninos, quizás sin ella, el voto de la mujer habría tardado mucho más en llegar Curiosamente, en aquella época, la de la segunda república, las mujeres podían ser elegidas pero no podían votar. 

Desde su escaño, representando al partido republicano radical se encargó de defender el derecho de las mujeres a ir a las urnas, algo a lo que se oponía buena parte de la izquierda, porque consideraba que las mujeres estaban muy influidas por la Iglesia, que las predispondría a votar a la derecha. 

La guerra entre los diputados por el sufragio femenino tuvo una gran batalla final protagonizada por dos mujeres: Campoamor y Victoria Kent, del Partido Radical Socialista, que el 1 de octubre de 1931 mantuvieron un debate histórico que ganó Campoamor. 

El voto de la mujer fue aprobado por 161 votos a favor y 121 en contra. En su discurso, Clara Campoamor se dirigió a los diputados con frases como esta: “Me siento ciudadano antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho, a la mujer que espera y confía en vosotros. Aquí puede consultar de manera íntegra el discurso de Campoamor, del que este jueves se cumplen 89 años. 

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario