¿Es inevitable un Brexit duro y una desconexión traumática? Así está la negociación Londres-Bruselas

¿Es inevitable un Brexit duro y una desconexión traumática? Así está la negociación Londres-Bruselas
noviembre 12 13:48 2020

El Reino Unido y la Unión Europea afrontan este martes la octava ronda de negociaciones para fijar su futura relación tras el Brexit. Las conversaciones se ven enturbiadas por el ultimátum del primer ministro británico, Boris Johnson, que da de plazo hasta el 15 de octubre para lograr un acuerdo, y su pretensión de incumplir lo ya pactado sobre la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. Esta es una guía para entender en qué punto se encuentra el tira y afloja entre Londres y Bruselas.

¿En qué situación se encuentra la negociación?

El Reino Unido ya no es miembro de la Unión Europea. Actualmente se negocian las reglas de la relación futura y mientras tanto se mantiene el periodo transitorio que supone que toda la reglamentación europea está en vigor en Londres.

¿Es posible una nueva prórroga del periodo transitorio?

No. El Gobierno de Boris Johnson decidió unilateralmente no pedir ninguna extensión de la prórroga, por lo que la actual terminará inevitablemente el 31 de diciembre.

¿Qué sucederá a final de año?

Si no hay antes un acuerdo sobre las relaciones futuras, el Reino Unido se separará bruscamente de la UE y se convertirá en un país con el que no hay relaciones formales, a pesar de que llevamos 40 años de convergencia económica y política. Se terminará la libre circulación y el Reino Unido decidirá a quien deja entrar en su territorio. La UE reaccionará entonces sobre la base de la reciprocidad.

¿Hay tiempo para evitarlo?

En Bruselas se considera que de haber acuerdo, debería firmarse antes de finales de octubre, lo que significa que hay ya menos de dos meses para un trabajo que normalmente necesita años. Si entonces no hay acuerdo, las dos partes se prepararán para limitar los daños de la ruptura.

¿Qué impide el acuerdo?

Esencialmente, el Reino Unido quiere disponer soberanamente de su capacidad de reglamentar la economía y la industria, razón por la que dicen que han salido de la UE. Bruselas insiste en que al menos ha de respetar un «mínimo nivel común» para poder vender sus productos en el mercado europeo en las mismas condiciones que las empresas continentales. Por ahora, Londres insiste en mantener pleno control y Bruselas afirma que en tal caso no puede aceptar que las empresas británicas puedan operar libremente en el mercado interior europeo ni en la Unión Aduanera.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario