Greta Thunberg combate su imagen de «niña enfadada» en la Mostra de Venecia

Greta Thunberg combate su imagen de «niña enfadada» en la Mostra de Venecia
octubre 16 21:18 2020

La jornada de ayer en Venecia evidenció en tres actos que la edición de 2020 no es una edición cualquiera. Greta Thunberg, la activista adolescente contra el cambio climático que surgió del frío sueco, intervino en rueda de prensa por vía telemática, levantándose al final de la última pregunta con un lacónico «tengo que volver a clase, disfrutad del resto del día». El segundo acto lo encarnó el británico Jim Broadbent, que tuvo que responder sobre los riesgos de viajar a Italia para un hombre de su edad, algo impensable en otras ediciones. El tercero es la propia programación de la Mostra, que ante la falta de estrellas de Hollywood –no pueden salir de Estados Unidos– se refugia en el «talento europeo» para arropar su catálogo fuera de concurso.

Fuera de concurso se proyectó el documental «Yo soy Greta». El director Nathan Grossman cogió su cámara para filmar la primera «huelga climática» de la joven ante el parlamento de Suecia en 2018. Desde entonces y hasta la cumbre COP25 de Madrid, documentó todos los movimientos de la activista, con la que habla de su depresión y sus miedos. «Lograste mostrarme como soy», le agradecía Thunberg al director, «no como me describen los medios. No soy esa niña enfadada e ingenua que se va a Naciones Unidas y les grita a los líderes mundiales. ¡Esa no es la persona que soy! Me has hecho parecer una persona mucho más tímida y ‘nerd’», explicaba la joven desde su colegio.

El documental se estrena aquí, en la ciudad que sufre el fenómeno del «acqua alta», y se estrena el año en el que toda la humanidad está pendiente de una misma amenaza global. Thunberg lleva meses pidiendo esa atención para el cambio climático. «La crisis de la Covid-19 ha afectado a todo el mundo, y no somos capaces de manejar dos crisis a la vez, así que todo lo demás se ha tenido que paralizar», admitía. «Pero tenemos que darnos cuenta de la urgencia de la crisis climática y eso pasa por entenderla como una verdadera crisis, porque de otra manera no conseguiríamos un cambio real. ¡Lo tenemos que hacer ya!», exhortaba antes de despedirse como describíamos más arriba.

La gran película de ficción de la jornada, de nuevo fuera de concurso, fue la británica «The Duke», dirigida por Roger Mitchell, el artífice de «Notting Hill». Cuenta la historia real de un taxista en paro que, en 1961, escondió en casa un cuadro robado de Goya, el retrato del Duque de Wellington. El veterano Jim Broadbent, que ha viajado hasta Venecia, lidera el reparto de esta comedia social en la que también vemos a Helen Mirren o a Matthew Goode. «Es alentador y positivo, es increíble estar aquí», decía Broadbent. «¡Parece un festival casi normal! Lo preocupante son las dificultades que la pandemia traerá para los actores mayores, porque nadie querrá hacerles un seguro…».

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario