Jácome no dimite y carga contra el líder de los ediles críticos

Jácome no dimite y carga contra el líder de los ediles críticos
octubre 18 03:19 2020

El conflicto político desatado dentro del partido del alcalde de Orense, Gonzalo Pérez Jácome, se enroca oficialmente. El regidor replicó ayer a la petición de dimisión que realizaron el viernes cinco de los siete concejales de Democracia Orensana (DO) negando de nuevo las acusaciones de irregularidades en la gestión de fondos y acusando directamente al concejal Miguel Caride de orquestar una maniobra para «forzar mi dimisión por cualquier medio».

A través de un comunicado difundido por las redes sociales, Jácome manifestó que Caride «buscó mi dimisión hace aproximadamente diez días, alegando supuestas denuncias» contra él «ya en marcha por parte de terceros». Y «a la vista del fracaso, el señor Caride decidió entonces fabricar él mismo esas diligencias, poniendo así la denuncia» que este viernes presentaron ante la Fiscalía los cinco ediles díscolos. Jácome desafía a sus críticos para que hagan público el escrito remitido al Ministerio Público y así «saber, al menos, de qué se acusa en concreto a este alcalde».

Según el alcalde, «solo se denuncia un hecho concreto» contra él, «la entrega de dinero al partido por parte de personal eventual adscrito a la Alcaldía». «El hecho tiene una explicación sencilla, donaciones voluntarias que algunos miembros del staff hacen al partido, una práctica perfectamente legal y normal en todos los partidos», sostiene, «el resto no es más que palabrería hueca» que no concreta «en ningún momento irregularidades de ningún tipo propiamente dichas».

Durante toda esta semana al alcalde lo han rodeado los rumores alimentados por sus críticos respecto de 100.000 euros que DO recibiría por su representación en el Concello y la Diputación de Orense, y cuya gestión sería «opaca» y realizada directamente por el alcalde. «Pero si la gestión es opaca y no se rinden cuentas, ¿qué información tiene el señor Caride para afirmar que hay algún tipo de delito?», cuestionaba ayer Jácome.

«Resulta incomprensible, por desproporcionado, que la simple sospecha de la existencia de irregularidades en la financiación del partido dé lugar a una reacción tan exagerada como la de provocar una crisis de gobierno de estas dimensiones», afirma el regidor, «de existir algún problema al respecto, lo lógico es resolverlo internamente». Aquí también carga contra Caride, al reprocharle que al mismo tiempo que el jueves se reunían todos los concejales en un hotel de la ciudad para encontrar una salida dialogada a la crisis, los críticos ya tenían decidido presentar el escrito ante la Fiscalía. «¿Por qué no espero a ver las cuentas antes de actuar?», insiste el alcalde.

En opinión de Jácome, el «máximo interés» de Caride —contra el que se dirige exclusivamente en el comunicado— es «buscar mi dimisión», pero «una vez que conoció que la Loreg impide computar los votos de los concejales de DO en una eventual moción de censura contra el alcalde» no tenía «otra vía que no fuese tratar de forzar» su renuncia «por cualquier medio, utilizando para ello la presión mediática, en una especie de huida desesperada hacia adelante».

El regidor orensano insiste en su «compromiso con la ciudad y el proyecto político que me llevó a la alcaldía», y que «el pacto de gobierno con el grupo popular» sigue «en pie», «y este desagradable incidente no lo va a frustrar». «El tiempo pone a todo el mundo en su sitio, y al final del mandato, los vecinos de Orense podrán decidir con conocimiento de causa». Es decir, que mantiene su intención de agotar el mandato, como ya avanzó el miércoles a través de Twitter.

Por su parte, y aprovechando la coyuntura, el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, encargó directamente ayer al presidente Núñez Feijóo «arreglar el caos que generó en Orense». «El esperpento» no puede estar al frente, remarcó el socialista. «La ciudad no puede ser presa de los intereses del PP», advirtió Gonzalo Caballero que señala que, mientras los populares «buscan formas de mantener su red de poder», Orense sigue «paralizada» en manos de un alcalde que acaba de ser denunciado ante la Fiscalía por sus compañeros de gobierno.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario