La voluntarios cántabros de la vacuna contra el COVID pasan su primera revisión: “Tengo fe en que no va a pasar nada”

La voluntarios cántabros de la vacuna contra el COVID pasan su primera revisión: “Tengo fe en que no va a pasar nada”
noviembre 19 11:19 2020

Gerardo Ballesteros ha llegado puntual a su cita médica en el Hospital Universitario Márques de Valdecilla: “Vengo con los deberes bien hechos”. Este ginecólogo retirado es uno de los 40 voluntarios que hace una semana recibieron en Cantabria las primeras dosis de la vacuna contra el COVID. Y, a las puertas del hospital santanderino, confiesa que “hasta la fecha va todo estupendamente. Tengo fe en que no va a pasar nada raro“.

“En mi caso está yendo todo con la normalidad más absoluta”, cuenta. “Me observo y registro todos los datos que me piden, que vienen a ser los síntomas que pudiera dar el coronavirus a cualquier persona”.

Este médico jubilado reconoce que el tener que anotar esos síntomas, ya sean fiebre, dolor de cabeza, tos o estornudos, “no es ni complejo ni complicado”. El único problema es que “hay que tenerlo en mente y hay que tener el cuadernillo cerca para acordarse”, bromea.

La visita de Gerardo al hospital es una de las muchas a las que tendrá que enfrentarse en los próximos meses tras haber recibido la vacuna hace una semana. Estas visitas están programadas para realizar extracciones de sangre en unas de ellas y en otras poder valorar las analíticas y ver así la respuesta inmune del cuerpo. “Así estaremos 14 ó 15 meses. Va a ser una temporada larguita”.

Reconoce que en estos últimos siete días ha tenido que escuchar muchas veces las palabras valiente y atrevido, pero no se siente así. “Siempre es verdad que hay algo desconocido en todo esto”, confiesa, “pero la investigación va acumulando base y ya no es algo completamente nuevo. Se fabrica una vacuna sobre información que hay de otras y así sucesivamente”.

“No he tenido absolutamente nada”

Indalecio Antón ha vivido estos días con total normalidad. “Me dijeron que lo normal es que a los dos primeros días tuviera fiebre y algún problema”, dice, “Y no he tenido absolutamente nada”.

‘Ciuco’, como le conocen sus amigos, cuenta que uno de los posibles síntomas que le dijeron que podría notar tras la dosis es la fatiga. Pero en esta semana este profesor jubilado adicto a la natación confiesa que no ha tenido ningún tipo de problema. “He nadado como siempre, estoy perfectamente”.

Sobre el hecho de tener que anotar a diario la temperatura corporal y cualquier síntoma que pudiera tener, reconoce que eso es algo que sólo le lleva un par de minutos al día. “Si hubiera tenido algún síntoma me podría preocupar, pero como no he tenido absolutamente nada, hago vida normal“, dice este pensionista que mañana pasará la revisión.

“Algún exalumno sí que me ha dicho lo valiente que soy y yo siempre digo lo mismo: si estoy controlado es casi bueno para mi“, explica este antiguo profesor que nunca antes se había hecho una prueba PCR. “Me han dicho que ni tengo ni he tenido el COVID, así que perfecto si todo son ventajas”, bromea.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario