Las técnicas más frecuentes de los delincuentes para robar en cajeros automáticos

Las técnicas más frecuentes de los delincuentes para robar en cajeros automáticos
octubre 16 14:19 2020

En estos tiempos de fi­nanzas ul­tra­tec­ni­fi­ca­das, con sis­temas de ci­ber­se­gu­ridad sofisticados, un simple gancho de hierro basta para poner en riesgo el di­nero que se ­tiene en el banco. Así de sen­cillo es el mé­todo Teller Hooking, em­pleado para sus­traer efec­tivo de forma frau­du­lenta en los ca­jeros au­to­má­ti­cos.

Hace unos días, la Policía Nacional alertaba sobre esta nueva técnica para robar en cajeros automáticos. Todo ello a través de un vídeo compartido en las redes sociales, en el que se ve el modus operandi de esta operación que acabó con la detención de seis integrantes de un grupo organizado tras estafar una cantidad superior a 200.000 euros. 

En primer lugar, la banda solicitaba un reintegro de 1.000 euros en los cajeros automáticos con tarjetas bancarias de terceras personas e introducía el gancho Teller Hooking en el dispensador de efectivo. Una vez hecho esto, los estafadores capturaban los billetes con el citado objeto metálico y, ya con el dinero en su poder, anulaban la operación para provocar un fallo en la máquina. De esta manera, los responsables del ataque se quedaban con el efectivo y la cuenta corriente se mantenía intacta.

Los protocolos de seguridad de los cajeros automáticos han tenido que ser actualizados para evitar esta nueva modalidad de fechoría, que se suma a otros métodos de fraude como el ‘lazo libanés’ -instalar una falsa ranura en el cajero que se traga una tarjeta ajena-, la clonación del ‘plástico’ o el phishing -fraude online mediante el que se obtienen fraudulentamente los datos bancarios de la víctima-.

De la ‘técnica de la cámara’ al Skimmer: así trabajan los ladrones para copiar tu tarjeta

La Guardia Civil ha advertido también en las redes sociales que se preste atención a la hora de sacar dinero para evitar ser víctima de un golpe. Todo ello a través de un gráfico compartido en su cuenta de Twitter, mediante el que muestra las técnicas más frecuentes de los delincuentes para clonar tarjetas en cajeros: “Al ir a sacar dinero ten presente que los cajeros pueden haber sufrido alteraciones. Si algo no te cuadra, llama al 062″, aconseja.

Entre las técnicas más recurrentes se encuentran la ‘técnica de la cámara’ y la del Skimmer. En la primera de ellas, los ladrones ocultan una cámara de vídeo con un plástico en la parte superior del cajero. Todo ello para grabar sus números confidenciales. Para no levantar sospechas, los responsables del ataque intentarán ocultar la cámara bajo una placa. Sin embargo, y si nos fijamos bien en dicha zona, podremos distinguir el objetivo.

Por otro lado, el Skimmer es el aparato utilizado para copiar la información de la banda magnética de una tarjeta. Si prestamos atención, estará sobrepuesto sobre la ranura habitual del cajero automático. De esta manera, los ladrones podrán copiar la información de tu tarjeta y, dado que han grabado tu código PIN, podrán acceder a la misma sin ningún problema.

Por lo tanto, la Guardia Civil recomienda que si hay algo que no te cuadra en tu cajero automático de confianza, no realices ninguna operación. En caso de que haya cualquier problema, ponte en contacto con los responsables del banco o llama al 062. De esta manera, los ladrones no podrán hacerse con el control de la tarjeta y evitarás cualquier robo.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario