Los casinos y bingos gallegos, los nuevos ‘after’: “Se forman colas para entrar a partir de las doce”

Los casinos y bingos gallegos, los nuevos ‘after’: “Se forman colas para entrar a partir de las doce”
noviembre 22 12:48 2020

Cualquier fin de semana de la pandemia en Vigo (Pontevedra). Grupos de amigos se reúnen en bares, cafeterías y restaurantes de la ciudad. Llegan las doce de la noche. Los locales dejan de servir consumiciones. A la una, echan el cierre. El coronavirus impone un toque de queda nocturno. Con las discotecas y pubs cerrados ya no hay a dónde ir… ¿o sí?

En Vigo se ha corrido la voz de que hay determinados locales que sí continúan su actividad a esas horas de la noche. Y no sólo pueden reunirse en ellos, sino también consumir en la cafetería. Son los casinos y los bingos. Con sus puertas abiertas hasta las cuatro de la madrugada se han convertido en una especie de ‘after’ en tiempos de pandemia.

La situación ha sido denunciada por Marea de Vigo, tras recibir fotos de vecinos en las que se ven a decenas de jóvenes esperando en el exterior de los establecimientos. “Es que se forman colas para entrar a partir de las doce de la noche los viernes y los sábados”, denuncia a NIUS Rubén Pérez, el portavoz de esta formación política. “Hay chavales que hacen una apuesta de 50 céntimos en una máquina y con eso justifican el poder estar tomando copas toda la noche”, sostiene.  

Vacío legal

Cuando las autoridades gallegas decidieron cerrar el ocio nocturno y restringir el horario de la hostelería, no hicieron mención a los casinos, bingos y locales de apuestas. “Hay un vacío legal”, explica Pérez. Amparándose en el permiso que tienen para poder abrir hasta las cuatro de la madrugada y teniendo en cuenta que no existe una prohibición expresa para hacer uso de los espacios de restauración, en los casinos y bingos gallegos se siguen sirviendo copas de madrugada. “Es una injusticia que puedan ofrecer consumiciones cuando el resto de los locales no pueden hacerlo. Sus espacios de restauración deberían estar cerrados a la misma hora que el resto de la hostelería”, sostiene.

Pero, sin duda, lo que más les preocupa es los casos de dependencia al juego que esta nueva costumbre pueda generar en algunos jóvenes. “Lo que están haciendo es fomentar el juego y hay un riesgo serio de que alguno de estos chavales acabe desarrollando una ludopatía”, explica.

Por ello, exigirán en el Parlamento una modificación exprés de la normativa autonómica.

Para los hosteleros es un “agravio comparativo”

Para los hosteleros de Vigo esta situación supone una incoherencia. “Lo que estamos pidiendo es que la hostelería, sobre todo el ocio nocturno, pueda abrir y, evidentemente, esto es un agravio comparativo. Que los casinos, los bingos y los locales de apuestas no se consideren ocio nocturno y que hayan quedado fuera de la normativa es algo incongruente”, explica a NIUS César Ballesteros, presidente de la Federación Provincial de Hostelería de Pontevedra.

En su opinión, este tipo de negocios no deberían tener abiertos sus bares para consumir. “Están jugando con una indefinición. La normativa les facilita el juego pero no el consumo de bebidas”, comenta. A pesar de ello, Ballesteros insiste en que la batalla de los hosteleros es conseguir que se abran todos los locales de ocio nocturno. “No estamos tanto por pedir que cierren este tipo de establecimientos sino porque se abra de manera reglada y controlada todo el ocio nocturno, como está ocurriendo en Francia, Italia o Alemania”, explica Ballesteros. Sostiene que el cierre de pubs y discotecas está generando un ocio no reglado en casas, a través de fiestas particulares en las que no existe un control ni, tampoco, garantías de seguridad. 

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario