Los vecinos de un edificio de Murcia se enfrentan a unos okupas que entran en un piso

Los vecinos de un edificio de Murcia se enfrentan a unos okupas que entran en un piso
noviembre 18 05:18 2020

“Fuera de aquí”, así recibe, amenazante, un joven okupa a unos vecinos de un edificio de Murcia, que acuden a una de las vivienda móvil en mano al escuchar ruidos.

“Llama a la Guardia Civil”, le dice un hombre a su pareja. Una amenaza que no amedrenta al joven que intenta con un destornillador acceder a la vivienda: “La Guardia Civil me ha dado permiso para abrir la puerta de mi casa”, contesta. Sin embargo, la pareja insiste: “¿Eres el propietario del piso”. La respuesta: “Vivo donde okupo y vosotros me estáis reventando la cerradura cada dos por tres”.

El joven estaba tratando de acceder a la vivienda que ocupó hace unos meses, después de que los vecinos hubieran bloqueado la cerradura del piso para evitar que volviera a entrar. “Llevan unos meses en la vivienda y solo han traído que problemas. Lo que queremos es que se vayan”, señala Jacobo Hinojosa, presidente de la comunidad de vecinos.

El enfrentamiento se produjo el pasado jueves en Torreagüera, pedanía de la ciudad de Murcia. No es la primera vez que los vecinos se enfrentan a un grupo de okupas que accedieron a la fuerza a tres viviendas del edificio, propiedad de una entidad bancaria. “Hemos llamado en numerosas ocasiones al banco, pero no hacen nada. Y si ellos no denuncian no les pueden echar de aquí”, explica Jacobo.

Insultos y agresiones

En la grabación se aprecia como ni la presencia de los vecinos, ni la inminente llegada de la Guardia Civil, impiden que el joven okupa siga forzando la cerradura de la puerta con un destornillador para acceder al piso.

Unas imágenes que muestran la tensión que existe entre okupas y vecinos. Y como de los insultos pasan a las agresiones. “Esto me lo ha hecho tu marido”, le dice a la vecina una de las intrusas señalándose la cara. Mientras el hombre pide auxilio a los vecinos: “Nos están pegando. Subir. Necesitamos ayuda”.

Edificio pisos okupados

Un nuevo enfrentamiento que se ha vuelto a saldar sin ninguna consecuencia para los okupas, a pesar de que la Guardia Civil y la Policía Local se desplazaron al inmueble. “Vinieron cuatro coches y varios agentes pero los okupas se metieron en las casas y no pudieron hacerles nada”, asegura Jacobo.

En la comunidad están hartos porque aseguran que solo han traído problemas e inseguridad. “Venden droga en el edificio y se han enganchado a la luz y el agua”, explica el presidente de la comunidad. En total, han tenido que pagar 300 euros de agua, entre otras cosas, porque uno de los okupas se puso una piscina en casa. “Vienen los de la luz y del agua, les desconectan, pero ellos revientan las puertas y se vuelven a conectar”.

Sin solución a la vista, temen que la situación se complique aún más, porque en el edificio, que cuenta con dos bloques de viviendas, hay varios pisos, propiedad de entidades bancarias, que son un reclamo para la llegada de más okupas. “A un banco le llamamos para explicarle la situación y ha colocado puertas anti okupas, pero el otro no hace nada y las consecuencias las sufrimos los vecinos”, explica Jacobo.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario