Manaos, ¿primera ciudad inmunizada contra el coronavirus?

Manaos, ¿primera ciudad inmunizada contra el coronavirus?
noviembre 22 11:18 2020

Manaos, la capital de la Amazonia brasileña, podría ser la primera ciudad inmunizada en el mundo contra el coronavirus. Un número considerable de sus habitantes ya habría pasado la enfermedad y desarrollado anticuerpos.

El precio que han pagado ha sido alto. Un muerto por cada 500/800 habitantes de esta ciudad de 2,5 millones. Las fotos aéreas de hileras de fosas en los parques de Manaos quedarán como una de las imágenes más impactantes de esta pandemia global.

Según un estudio preliminar de científicos brasileños pendiente de revisión, Manaos ha alcanzado una tasa de prevalencia del 66%, muy cerca de la llamada “inmunidad de grupo o de rebaño” que los epidemiólogos sitúan en el entorno del 70%. Ese es el porcentaje de personas de una cierta población o de un país que deberían estar inmunizadas, bien de forma natural o con una vacuna, para dificultar la propagación del coronavirus.

España, muy lejos de la inmunidad

En España, el estudio de seroprevalencia concluyó que sólo un 5% de la población tenía anticuerpos a finales de junio. El impacto geográfico variaba entre Madrid, con cerca de un 12%, y Murcia, Asturias, Galicia o Baleares, por debajo del 2%. Muy lejos, en cualquier caso, del umbral que fijan los expertos para la inmunidad colectiva.

A diferencia del estudio español que analizó a una muestra representativa de 60.000 personas, las cifras de Manaos proceden del análisis de las donaciones de sangre a lo largo de siete meses. Los investigadores reconocen el posible sesgo de los datos -los niños y los ancianos no son donantes, por ejemplo- y han tratado de corregirlo con sus estimaciones.

Manaos, epicentro del covid

Brasil ha sufrido una de las epidemias más veloces del covid en el mundo y, dentro de Brasil, la Amazonia del norte del país ha sido la más golpeada con su capital Manaos a la cabeza. El primer caso se detectó el 13 de marzo y a partir de ese momento se produjo una explosión incontrolada de la epidemia. El exceso de mortalidad alcanzó a principios de mayor un pico que multiplicaba por 4,5 veces las cifras del año anterior.

Sin embargo, a partir de esa semana el número de casos y muertos ha ido cayendo de manera sostenida pese al relajamiento de las medidas de protección. Las hospitalizaciones han pasado de las 1.300 de mayo a las 300 de agosto. El exceso de mortalidad ha caído de 120 al día a cero, según cifras citadas por The Washington Post.

No hubo un confinamiento a la europea

Las restricciones impuestas en Manaos fueron similares a las de otras ciudades brasileñas, recuerdan los autores del estudio. Empezaron a finales de marzo, pero quedaron lejos del estricto confinamiento visto en Europa.

“Por tanto, no queda claro qué causó la rápida transmisión del SARS-CoV-2 en Manaos”, escriben. “Entre las posibles explicaciones hay que tener en cuenta las bajas condiciones socioeconómicas, los hogares numerosos, el acceso limitado al agua potable y un uso extenso del transporte en barcos abarrotados que podrían acelerar el contagio como se vio en los cruceros”. Otros factores que habrían contribuido a la explosión de contagio son “la movilidad de los jóvenes, así como la introducción de diversas cepas de origen múltiple”.

Mortalidad similar a la de Madrid

Las cifras oficiales de Manaos hablan de unos 3.300 muertos, lo que sitúa la mortalidad en un fallecido cada 500/800 habitantes, según distintos cálculos. Una tasa no muy diferente a la de Sao Paulo o la de Madrid. En la Comunidad de Madrid han muerto más de 10.000 personas sólo en hospitales; por encima de uno cada 600 habitantes.

Una de las claves está en la pirámide de población. La juventud, menos propensa a padecer un covid grave, abunda en Manaos. Sólo un 6% de la población tiene más de 60 años, mientras en Madrid, los mayores de 65 años representan el 18%, según las estadísticas del INE.

Detectan una caída de los anticuerpos

Otra implicación interesante del estudio, según sus autores, tiene que ver con la caída observada en el nivel de anticuerpos de los donantes de sangre: “Manaos puede actuar como caso centinela para determinar la duración de la inmunidad en la población y la frecuencia de las reinfecciones”.

Enrico Caruso nunca cantó Rigoletto en la fastuosa ópera de Manaos ni Fitzcarraldo le escuchó antes de atravesar una montaña con un barco, como nos contó el director alemán Werner Herzog. Pero tal vez la ciudad levantada por la fiebre del caucho como un París en el Amazonas pueda descubrirnos el futuro de la pandemia.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario