Marisa Fraga, rastreadora: “Nuestra mayor preocupación es que los contactos que dan negativo cumplan el aislamiento”

Marisa Fraga, rastreadora: “Nuestra mayor preocupación es que los contactos que dan negativo cumplan el aislamiento”
octubre 18 08:18 2020

Marisa Fraga lleva más de 25 años trabajando como enfermera. Es supervisora de formación y docencia en el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol (A Coruña). Pero desde que comenzó la pandemia ha cambiado su despacho por la biblioteca del Complejo Hospitalario, donde está ubicado el centro de control COVID. En cada turno hay enfermeros, médicos y administrativos. Pasan muchas horas al teléfono, realizan unas 400 llamadas al día. Su labor es fundamental para atajar los brotes. Lo primero que nos advierte Marisa es que no le gusta que le llamen rastreadora, porque su labor va más allá.

Pregunta: En qué consiste su trabajo?

Respuesta: Nuestro objetivo es detectar precozmente a los pacientes que padecen COVID-19. Nos coordinamos con los médicos de atención primaria, gestionamos las pruebas, organizamos las citas con los cuatro equipos de tomas de muestras, y estamos en contacto con los responsables de centros de mayores para hacer seguimiento de los casos que tengan. Así que no solo rastreamos.

P: ¿Y por qué quiso incorporarse a este servicio?

R: Estaba muy cómoda en mi despacho llevando la formación y la docencia, pero en marzo la situación era muy difícil y mis compañeras estaban dándolo todo en primera línea de fuego. Yo sentí mucha angustia y ansiedad por no poder ayudar más. Así que hablé con la dirección y les dije que necesitaba echar una mano. Cuando montaron este punto de atención me propusieron formar parte. Me llamaron a las cuatro y a las cinco estábamos ya funcionando.

P: ¿Cómo es su día a día, qué pasa cuando aparece un positivo?

R: Al positivo lo tenemos localizado en nuestra base informática. Lo primero es preguntarles cómo están, qué síntomas tienen. La gente tiene muchas dudas y tiene mucho miedo cuando les hablas del coronavirus. Así que les damos información, les explicamos cómo tienen que comportarse con su familia, recalcamos que lo más importante es el aislamiento. Hacemos una labor muy importante porque estamos 24 horas al día haciendo educación sanitaria. La clave es la información. Cuando le dices a un paciente que es positivo, le explicas todas las consecuencias epidemiológicas que esto supone. Insistes en las medidas que debe de tomar y en la importancia de avisar a sus contactos. Una vez que les explicas todo bien suelen responder bien.

P: ¿Cómo controlan si los positivos cumplen con el aislamiento?

R: Bueno, hacemos llamadas de seguimiento y tenemos nuestros truquillos, ciertas técnicas para comprobar que realmente están en el domicilio. Hay que ganarse su confianza y darle información. Con eso no suele haber problema.

P: ¿Y lo habitual es que les den datos fiables? ¿Les facilitan todos sus contactos?

R: Normalmente nos facilitan la relación de contactos sin problema. Pero aunque se despisten o se resistan a dar alguno, también tenemos la información de los médicos de familia. Tienen mucha relación con los pacientes y nos aportan también datos sobre los contactos.

P: Supongo que será más complicado convencer a algunos de los que han dado negativo de que aún así tienen que hacer cuarentena

R: Sí, esa es nuestra mayor preocupación ahora mismo. Los contactos de los positivos. Una vez que se hacen la prueba tienen que saber que tienen que permanecer aislados los 14 días. Que no es: me sale la PCR negativa y ya me escapo. Pero claro, hace buen tiempo, la gente está de vacaciones y no quieren quedarse en casa. A veces te encuentras con contactos de un positivo en el supermercado, o que te dicen que quieren ir a trabajar.

P: ¿Se ha encontrado con muchos pacientes rebeldes?

R: Bueno, en alguna ocasión sí hemos tenido que avisar a la policía porque había gente que no cumplía con la cuarentena. No cumplir las medidas de aislamiento es un tema muy serio. Es una responsabilidad con el resto de los ciudadanos, por eso es fundamental la educación sanitaria.

P: El Gobierno ha ofrecido a las comunidades autónomas rastreadores militares. ¿Son suficientes efectivos?

R: Ahora mismo aquí somos 10 profesionales, entre enfermeros, médicos y administrativos. En marzo llegamos a ser 20. Durante la desescalada disminuyó el número, pero con los rebrotes pedimos más efectivos a la Gerencia del Área Sanitaria de Ferrol y nos los han dado. Por ahora no tenemos problema.

P: ¿Con qué se queda de estos meses de trabajo?

R: La gente queda terriblemente agradecida. Hemos vivido situaciones muy difíciles, te encuentras con familias enteras contagiadas, a veces gente con pocos recursos. Que les llames y les des soluciones y les expliques cómo tienen que hacer las cosas te lo agradecen infinitamente. Solo por eso el día a día vale la pena.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario