Muguruza sortea un mal inicio y pasa aliviada a segunda ronda

Muguruza sortea un mal inicio y pasa aliviada a segunda ronda
noviembre 16 04:18 2020

Tras una extraña zozobra inicial, más por sensaciones que por juego, que se disipó en pocos minutos, Garbiñe Muguruza estrenó su participación en el US Open con una cómoda victoria ante la japonesa de 25 años y 78ª del mundo Nao Hibino (doble 6-4). Así, sin fallo, comenzó la andadura en su Grand Slam número 30. No en vano, ella tiene un alto porcentaje de éxito en los inicios de grandes torneos (25-5, 83,3%). En el partido se vieron tanto muchas de las virtudes como algunos de los defectos (la angustia) de Muguruza, que supo activarse a tiempo para meterse sin mayores problemas en la segunda ronda. En ella se medirá con la búlgara Pironkova, veterana de 32 años que estuvo tres alejada de las pistas para ser madre. “Estaba un poco ansiosa, porque llevaba seis meses sin competir y con poca carga de trabajo, pero estoy contenta”, dijo tras su triunfo.

El inicio del partido recordó inevitablemente al que Garbiñe sufrió en la primera ronda del Abierto de Australia contra Shelby Rogers. Aunque en esa ocasión fue peor, porque la española perdió por 6-0 el primer parcial y después remontó con furia (6-1 y 6-0). En esta ocasión no hubo que esperar tanto para que llegará la reacción. Después de encajar un 3-0, que luego tornó en 4-1 en su contra (la asiática sólo había rascado cuatro juegos en sus anteriores enfrentamientos), Muguruza se soltó, dominó mejor las condiciones inesperadas de una Louis Armstrong cubierta por culpa de la pista y comenzó a golpear la bola con saña y colocación, cambiando direcciones. Hibino, que había arrancado muy valiente, se vio totalmente desbordada y perdió siete juegos seguidos.

Desde el fondo de la pista, Garbiñe fundió a la japonesa, que falló más de la cuenta en plena desesperación. La pelota le llegaba con peso y enjundia, no pudo dominarla. Y el saque ayudaba también a la de Caracas. Como un avión, Muguruza se encaminó sin mucho retraso hacia su primera victoria. El mal inicio quedó olvidado, aunque terminó exhausta. “Empecé lenta, con problemas, pero mi juego, como el partido, entró en ritmo. Echaba de menos la competición, pero hice un buen trabajo para llegar a este torneo que es muy especial para mí”, explicó. En Melbourne empezó así y llegó a la final. A ver qué pasa en Nueva York.  

Resultados de la jornada.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario