País Vasco y La Rioja se preparan de manera diferente para una vendimia que emplea a miles de temporeros

País Vasco y La Rioja se preparan de manera diferente para una vendimia que emplea a miles de temporeros
noviembre 14 23:18 2020

“El principal objetivo de esta campaña es preservar y proteger la salud de temporeros, trabajadores y visitantes, contribuyendo a conseguir una vendimia segura”. Habla José Luís Lapuente, director general del Consejo Regulador DOCa Rioja. Lapuente reconoce que el sector afronta “un año difícil”.

La amenaza del COVID-19 ha obligado a los bodegueros a la confección de estrictos protocolos de seguridad y a la elaboración de planes de contingencia que eviten la propagación de contagios entre sus trabajadores. Una mano de obra que, en su gran mayoría, está formada por temporeros.

Los brotes de contagios surgidos en diferentes provincias (las más graves en Lleida y Huesca este verano), asociados a la recogida de frutas y hortalizas en el comienzo de la desescalada, puso en alerta a País Vasco y la Rioja, que hicieron los deberes para prevenir de antemano que ocurriera lo mismo en sus territorios. Así, en ambas comunidades autónomas se realizaron pruebas PCR preventivas a los temporeros antes del inicio de la recogida de la uva con parecido resultado en número de casos detectados pero con una diferencia significativa.

 “Trabajadores desplazados”

El País Vasco el protocolo ha sido hacer PCR a todos los trabajadores de la vendimia: temporeros, bodegueros y demás trabajadores agrícolas. En Álava se han confirmado 12 casos positivos entre 1.400 PCR realizadas. En Vizcaya, para la campaña del Txakoli se ha sometido a tests a otras 566 personas.  

En La Rioja solo le han hecho prueba a los 730 “trabajadores desplazados”. De ellos, 14 han dado positivo en PCR. La cifra es muy baja si se tiene en cuenta que en el sector se calcula que la vendimia dará trabajo a unas 5.000 persona en total. 

La oposición del Partido Popular criticó duramente esta práctica durante la presentación de estos datos y reclamó que las pruebas se hicieran a todos los trabajadores agrarios, no sólo a los que vengan de otras comunidades. “Mientras en el País Vasco han hecho pruebas a todos los temporeros, aquí, contando todas las campañas, sólo se han hecho 730”, denunciaba la diputada popular Noemí Manzanos.

Precisamente, el anuncio de estos porcentajes coincide con un número de contagios “preocupante” en La Rioja, según Concha Andreu, su presidenta. Además, en estos momentos, la unidades UCI riojanas soportan una ocupación del 90% por lo que se han debido de tomas medidas urgentes como la prohibición de reuniones de más de seis personas para frenar el alza de positivos en esta segunda ola.

Temporeros en busca de trabajo en los alrededores de la estación de autobuses de Logroño.

Algunos de estos “desplazados” a La Rioja aún no han sido contratados. Es frecuente verles deambular por Logroño, por las cercanías de la estación de autobuses sobre todo, a la espera de una oportunidad de trabajo. Un centenar de ellos pasa la noche en el alberge habilitado en el polideportivo universitario de la capital, donde se ha instalado una carpa para realizar los tets. Otros tantos lo hacen en el de Nájera, Haro y Fuenmayor. Sin embargo, hay muchos que  “duermen en la calle”  como confirma  Caritas a este periódico.   

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario