Qué es una herencia legítima y cómo se calcula

Qué es una herencia legítima y cómo se calcula
agosto 23 16:48 2020

Conceptos como el testamento o la herencia legítima nos resultan altamente familiares, aunque quizás no conozcamos todos los detalles o a quiénes corresponden. 

En primer lugar, es importante saber que una herencia se divide en tres partes: un tercio es de libre disposición y, como su nombre indica, es aquel que el testador puede dejar a quien quiera en su testamento. Otro tercio es el de mejora, que solo puede estar destinado a los hijos o descendientes, sin necesidad de repartirse en partes iguales. 

En cuanto al último tercio, hace referencia a la herencia legítima. El artículo 806 del Código Civil la define como “la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos”.

En otras palabras, la legítima son los bienes que van asignados por ley a unos herederos forzosos. Incluso si un testamento otorga una menor parte a la que le corresponde, el heredero forzoso tiene derecho a reclamar. 

La única manera de impedir que un heredero forzoso perciba su porción de la legítima es desheredándolo. O, en el caso de que sea el heredero forzoso el que quiera renunciar a la legítima, podrá hacerlo tras la defunción del testador. 

¿Quiénes son los herederos forzosos?

Los herederos forzosos son los hijos y descendientes, los padres y ascendientes y el viudo o viuda. Aun así, debe tenerse en cuenta que puede haber variaciones dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos. Según el Código Civil, este es el reparto que se establece: 

1. Los hijos y descendientes
A los hijos les corresponden las dos terceras partes de los bienes del testador. En el caso de que uno de los hijos hubiera fallecido, la legítima pasaría a sus descendientes.

2. Los padres y ascendientes
Si no se tiene descendencia, la mitad de los bienes corresponderá a los padres y ascendientes. La excepción solo se da en el caso de que los padres o ascendientes concurran con el cónyuge viudo, por lo que la cuantía se verá reducida a un tercio de la herencia

3. El viudo o viuda
El cónyuge viudo tiene reconocido por ley un usufructo parcial y varía en función de la concurrencia con descendientes o ascendientes. 

Esto significa que si el cónyuge concurre con descendientes, le corresponde el usufructo de un tercio de mejora. Si concurre con ascendientes, le corresponde el usufructo de la mitad de la herencia. Si no tiene ascendientes ni descendientes, tiene derecho al usufructo de los dos tercios de la herencia

¿Cómo se calcula?

El cálculo de la legítima requiere realizar tres operaciones básicas: la computación, la imputación y la colación.

Para calcular la computación, se tiene que hacer la diferencia entre el valor de los bienes en el momento del fallecimiento y las deudas. A este cálculo, deben añadirse las donaciones que ya se han recibido en vida. 

La imputación sirve para comprobar que todo encaja según lo que pertenece por ley a cada heredero y, finalmente, la colación es el reparto de la herencia entre las partes correspondientes y teniendo en cuenta la legislación de cada Comunidad.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario