Rastreo, pruebas y reapertura: las razones por las que Nueva York contiene la Covid-19 y Madrid no

Rastreo, pruebas y reapertura: las razones por las que Nueva York contiene la Covid-19 y Madrid no
noviembre 06 06:48 2020

Durante los primeros meses de pandemia, el coronavirus mostró una tendencia muy similar en Nueva York y Madrid. Sin embargo, la segunda ola ha afectado de forma muy distinta a ambas ciudades. Mientras Nueva York controla la curva de contagios de la Covid-19, la capital española tiene disparados los casos.

El profesor de Harvard especializado en bioestadística y epidemiología, Miguel Hernán, destaca en un hilo de Twitter las diferencias entre ambas ciudades: rastreo de contactos, número de pruebas y velocidad de reapertura.

Según explica Hernán, ambas son ciudades grandes, tienen una alta densidad de población, una gran red de transporte público y muchos visitantes. Sin embargo, el coronavirus colapsó su sistema sanitario que provocó que las autoridades ordenaran un confinamiento.

Ambas ciudades consiguen reducir el número de nuevos contagios en junio. Sin embargo, Madrid experimenta un incremento de casos en julio “hasta alcanzar una de las incidencias más altas de Europa”, mientras que Nueva York sigue conteniendo su curva.

Para tener una visión más completa de la incidencia del virus, Hernán analiza la ocupación hospitalaria este mes de septiembre. El estado de Nueva York no reporta datos dada la baja ocupación de camas en hospitales. En el caso de Madrid, se sitúa en un 30 %.

Sistema de rastreo, pruebas y velocidad de reapertura

Según Hernán, el virus ha incidido de forma diferente por tres razones: el rastreo de contactos, el número de pruebas y la velocidad de reapertura. 

En cuanto al rastreo de contactos, en el estado de Nueva York hay 30 rastreadores por cada 100.000 habitantes antes de su reapertura, lo que supone 6.000 en total. En el caso de Madrid, contaba con 200 rastreadores en julio a pesar de que en mayo prometieron que iban a contratar a 400 técnicos para realizar esta labor. Sin embargo, Hernán señala que debería de tener 2.000

Por lo que respecta a las pruebas de detección de Covid-19, Nueva York ha tenido como objetivo lograr una tasa de positividad de COVID-19 inferior al 5 % y ahora se sitúa entre el 1 y el 2 %. En cambio, la positividad en Madrid es de 20% y está aumentando desde julio. “Es decir, no se realizan suficientes pruebas”, señala Hernán.

Por otro lado, Hernán analiza la velocidad de reapertura de ambas ciudades. El consumo dentro de los locales de restauración no está permitido en Nueva York -se abrirá el 30 de septiembre al 25 % de su capacidad. Madrid lo mantuvo abierto 60 % de su capacidad en junio y, a partir de esa fecha “ha sido fácil encontrar multitud de bares y mesas”, sostiene Hernán.

“Nueva York abrió la economía sin abrumar a los hospitales y confirmó sus credenciales como un lugar serio para hacer negocios. Simplemente haciendo lo que dicen los expertos desde marzo“, afirma el docente, que descarta que las diferencias estén motivadas por la “mala suerte”.

No obstante, Hernán considera que es improbable que Nueva York haya alcanzado aún la “inmunidad de rebaño”, que un número suficiente de individuos estén protegidos frente a la Covid-19.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario