San Sebastián se amolda a un año con pocas estrellas de Hollywood y muchas incertidumbres

San Sebastián se amolda a un año con pocas estrellas de Hollywood y muchas incertidumbres
noviembre 10 21:19 2020

Hace no muchos años, en la zona del Boulevard de San Sebastián, desde el Teatro Principal al Victoria Eugenia, la «kale borroka» solía hacer de las suyas entre cócteles molotov y contenedores incendiados. Unas escenas de destrucción que este viernes volverán a repetirse en las pantallas grandes de los dos teatros reconvertidos en cines. Allí se proyectará «Patria», uno de los platos fuertes -con permiso de Woody Allen- del menú cinéfilo previsto para el primer fin de semana del Festival de San Sebastián.

La serie de HBO recrea en ocho episodios las 600 páginas de la novela que escribió Fernando Aramburu. Y aunque las primeras reacciones al cartel fueron críticas por equiparar el relato de las víctimas con el de sus verdugos, la serie creada por el donostiarra Aitor Gabilondo no se aleja del espíritu de la novela. Incluso el propio escritor defendió que hay «una clara línea divisoria entre quien sufre y quien hace sufrir, no dejando margen alguno para lucubraciones justificadoras». Por eso, desde que la polémica estalló, HBO ha cambiado el paso y ha recuperado como enseña principal el cartel con Bittori, viuda de la víctima, como única protagonista de los anuncios.

La presencia de «Patria» no es una anécdota. San Sebastián, a diferencia de Cannes, no solo no se ha cerrado nunca a las series de calidad sino que les ha abierto la puerta de par en par. Por eso, este año, a la adaptación de Gabilondo le acompañan en la Sección Oficial «Antidisturbios», de Rodrigo Sorogoyen («El reino»), y «We are who we are», de Luca Guadagnino («Call me by your name»). Es decir, tres series entre los 19 títulos de la categoría principal, a los que se suman «El estado contra Pablo Ibar» o «Dime quién soy» en otras secciones.

Pero San Sebastián es cine. Y pocos directores tienen más cine en sus venas -y a sus espaldas- que Woody Allen, que inaugura el festival con «Rifkin’s Festival», el título número 51 de su filmografía. El neoyorquino, eso sí, no paseará por la playa de La Concha como hizo el pasado verano durante el rodaje. A sus 84 años se quedará en casa, desde donde atenderá a la prensa a través de videollamada.

El coronavirus ha obligado al certamen a reescalarse: pocas estrellas internacionales, aforos reducidos y nada de alfombras rojas ni fiestas multitudinarias. Salvo Gina Gershon (protagonista de «Rifkin’s Festival»), Viggo Mortensen, que vive en España y es el único premio Donostia de esta 68 edición, Matt Dillon y alguna última sorpresa, los grandes nombres que temporada tras temporada han paseado por estas calles se quedarán en casa y solo estarán en la ciudad a través de las pantallas. Igual que aquellas calles de los ochenta que hoy ya son solo imágenes pasadas en «Patria».

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario