Sánchez y Ayuso sellan un pacto para derrotar al coronavirus en Madrid a la espera de “semanas muy duras”

Sánchez y Ayuso sellan un pacto para derrotar al coronavirus en Madrid a la espera de “semanas muy duras”
noviembre 18 17:18 2020

“Vienen semanas muy duras” para Madrid. Las palabras de Pedro Sánchez en la Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid (CAM), tras la reunión con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, justifican por qué “Madrid necesita un plan especial”. La propia dirigente ha asegurado que Madrid es como un Distrito Federal y ello exige coordinación entre administraciones para poner freno a la segunda ola de la pandemia que amenaza con colapsar de nuevo la sanidad madrileña.

El esperado encuentro entre ambos ha sido “fructífero, constructivo y positivo”, en palabras del líder socialista. No se trata de ideologías, sino de epidemiología, ha reiterado. También ha insistido en que su intención no es tutelar al Gobierno regional. 

Grupo COVID-19

La reunión ha quedado salpicada con varios reproches entre ambos, pero con cierta cordialidad. Lo más productivo que ha derivado de la misma es la creación del Grupo COVID-19, un equipo de trabajo conjunto entre ambas instituciones que ha celebrado su primer encuentro.

“Un espacio de colaboración y cooperación para coordinar la respuesta frente a la Covid-19. Unir esfuerzos para frenar al virus”, ha comentado Illa sobre el mismo.

La primera piedra, con una treintena de muertes por día, ha sido la de crear un calendario de trabajo para los próximos días, porque no hay tiempo que perder. Este martes por la mañana se reunirán técnicos sanitarios del Ministerio de Sanidad con los de la región madrileña. Horas más tarde lo hará el Grupo COVID-19 con el consejero de Vivienda madrileño, David Pérez, y el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida.

Situación epidemiológica

Después de varias semanas con aumentos progresivos de los contagios de coronavirus, la Comunidad de Madrid (CAM) ha reaccionado ante el advenimiento de un escenario crítico en los hospitales. El Gobierno autonómico, liderado por Isabel Díaz Ayuso y asesorado por el Ejecutivo de España, ha dado los primeros pasos para intentar controlar una cascada de hospitalizaciones.

La Consejería de Sanidad autonómica ha comunicado este lunes las cifras del fin de semana y el balance no es para nada alentador, ya que ha sido el peor de toda la pandemia. En total se han añadido 12.800 infecciones de la Covid-19 y otras 117 muertes en hospitales. En apenas tres semanas casi se han doblado los contagios en una región donde el transporte público está abarrotado.

El otoño y la gripe, un problema adicional

Pero lo preocupante es la situación de los hospitales, que acumulan 3.180 hospitalizados actualmente, mientras que las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) albergan unos 409 pacientes graves. A estos números hay que sumarle los afectados por otras dolencias o accidentes, así como a aquellos que verán aplazadas sus operaciones porque no hay unidades UCI suficientes. En algunos casos despistes y en otros imprudencias, personales o de empresas, acaban afectando a todos.

Cifras que llegan antes de un otoño en el que la Covid-19 y la gripe van a circular a la vez entre la población, con una Atención Primeria colapsada y centros hospitalarios como última línea con el personal justo.

Mención aparte del hospital para pandemias que está en construcción y del que el consejero de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha dicho que no contratarán a personal, sino que pedirán voluntarios.

Confusión a pie de calle

Lejos de las discrepancias políticas habituales dentro de la catástrofe, este lunes ha sido el primer día de confinamiento para 37 zonas básicas de salud de Madrid. Sin embargo, hasta el miércoles los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado solo informarán, pero a partir del miércoles habrá multas a partir de 600 euros para quien no justifique debidamente su entrada o salida de las áreas delimitadas.

Todavía hay muchas dudas entre la ciudadanía, que no sabe si le pueden multar por aparcar fuera al llegar del trabajo y que tienen despistes a la hora de andar por la calle, ya que no llevan un mapa mental. En este punto, lo que siguen sin entender es la razón de los confinamientos para luego acudir a sus puestos de trabajo hacinados en el transporte público.

Esto es tan solo el principio, porque otras zonas están a 14 días o menos de entrar en la lista de restricciones, ya que están muy cerca o superan los 1.000 casos por 100.000 habitantes de incidencia acumulada. Entre ellas Las Fronteras (1.141,91), en Torrejón de Ardoz y Doctor Trueta (1.184,87) y Miguel Servet (1.006,87) en Alcorcón.

Menos probable parece que vaya a sumarse Lavapiés, que cuenta con 1.185,29, pero que supone un área económica importante para Madrid. Ayuso ha advertido que no solicitará bajo ningún concepto el estado de alarma, entre el dilema de elegir economía o salud.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario