Siete veces leyenda

Siete veces leyenda
noviembre 10 13:18 2020

Este Olympique de Lyon demostró, una vez más, que es invencible en la Champions. Con un reinado que dura ya cinco años, las francesas volvieron a brillar como las grandes campeonas de Europa. El quinto trofeo continental seguido y séptimo de su historia llegó sobre el verde de Anoeta y ante un Wolfsburgo soñó por un instante en dar la campanada. Las alemanas sucumbieron en la primera parte, con un Lyon que impuso su marca con un 0-2 antes del descanso, pero sacaron garra en el tramo final. No quedó tiempo para la sorpresa, con unas ilusiones frustradas en los últimos minutos con un gol de chiripa de Gunnarsdóttir. La Champions se queda en Lyon, como es habitual…

Las francesas ahogaron al equipo alemán en una primera parte en la que dominaron con autoridad tanto en posesión como en ocasiones de peligro, con continuas apariciones en el área de Abt. Con una Cascarino que fue todo un puñal por la banda diestra, el conjunto lionés encaminó la eliminatoria pronto, marchándose al descanso con un 0-2 a su favor. La francesa lideró con su verticalidad las jugadas de los dos goles, que pusieron en jaque a la defensa del Wolfsburgo.

El primero fue para Le Sommer, titular ante la baja por sanción de Parris. La francesa abrió la lata en segunda instancia, tras un rechace a un primer disparo de una desafortunada Abt. Y, la japonesa Kumagai hizo el segundo mediante un zarpazo desde fuera del área para batir la portería alemana rozando el poste derecho. Un golazo que destrozaba psicológicamente al Wolfsburgo, en el que se acusó ausencia de chispa en el área rival. Las alemanas apenas increparon a Bouhaddi, sin disparos entre los tres palos en el primer tiempo..

Un gol de Popp puso sobre las cuerdas al Lyon

Siguió dominando el Lyon en la segunda parte, aunque mostró ciertas debilidades. Una de ellas, en medio de una jugada en la que faltó contundencia de las defensa francesa, dejó en bandeja el gol de la emoción. El tanto puso picante a la final a falta de media hora. Las alemanas recortaron distancias tras una muy buena internada por la banda izquierda que, después de una mala salida y despeje de Bouhaddi y un intento de remate de Pajor, mandó Popp al fondo de la red. El testarazo de la alemana alzaba el ánimo de su equipo, que pudo hallar el empate en varias jugadas de alto voltaje.

El Wolfsburgo se creció. Se lo creyó. Y puso contra las cuerdas al Lyon. Sin embargo, las francesas saben sufrir como nadie en este tipo de partidos. Y pronto se desquitaron de los nervios en los últimos minutos con un gol de carambola de Gunnarsdóttir. La ex del Wolfsburgo se encontró con un rebote tras un disparo de Le Sommer y puso calma. Con su tanto, se volvió a evidenciar que las francesas son expertas en finales, con nueve disputadas, y sobre todo, en ganarlas. La de Anoeta es la séptima de un equipo legendario, que viene de ganar su decimocuarta Liga seguida y la Copa en Francia. Su reinado parece no tener fin en Europa…

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario