Un calderón vela a su cría muerta en aguas gallegas: “Lleva cinco días sin comer, llevándola en procesión”

noviembre 21 00:48 2020

Es una imagen bonita pero, a la vez, muy triste. La de una hembra de calderón gris acompañando al cuerpo inerte de su recién nacido. Un vídeo que ha sido grabado en Galicia, concretamente en la Ría de Arousa, y que muestra los lazos emocionales que existen, también, en estas especies. “La hembra lleva cinco días sin comer, llevando a su cría en procesión”, comenta Bruno Díaz, biólogo del Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI) de O Grove (Pontevedra).

A Bruno se le ponen los pelos de punta cada vez que ve las imágenes que él mismo grabó tras avistarla. “Sobrecogen, sobre todo, por el silencio. Estas hembras comunican muchísimo, emiten muchos sonidos para establecer contacto. Sin embargo, no se ha comunicado con el cachorro, ha estado en silencio continuo”, cuenta. Esto precisamente es lo que les hace pensar que el animal es perfectamente consciente de que su cría ha fallecido. “Científicamente es muy complejo saber lo que a un animal se le pasa por la cabeza, pero por ese silencio creemos que sabe que la cría está muerta”, comenta este biólogo marino.

En las últimas horas, la hembra de calderón y su cría han sido avistadas a decenas de kilómetros de distancia, ya fuera de la ría, en las inmediaciones de la Isla de Sálvora y de Ons. Una travesía arrastrando a su recién nacido que estaría haciendo sin comer. “Cuando dan a luz tienen una reserva de grasa y es posible que esté tirando de todas esas reservas”, comenta Díaz. “Ver que estos animales tienen ese apego es impactante”, reconoce el biólogo.

Solo dos casos similares en el mundo

Solo hay dos casos reportados en el mundo que muestran el comportamiento maternal de una hembra de calderón hacia una cría muerta. Uno se documentó en el Océano Índico y el otro en el Caribe, por lo que este sería el tercero. “La diferencia es que, en ambos casos, las observaciones fueron de minutos. Este es el primero que se documenta de varios días de duración”, explica Díaz.

Sí existen casos en otras especies marinas. El más llamativo se grabó en Canadá. Una orca estuvo durante diecisiete días desplazándose en duelo con su cachorro.

Desde este instituto marino hacen un llamamiento a las embarcaciones que estén por la zona. Les piden que no se acerquen demasiado al calderón y a su cría y que, mucho menos, interactúen con ella. “Hay que dejar que la naturaleza siga su curso y que ella tome la decisión de dejar a su pequeño cuando lo considere oportuno”, concluye.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario