Un nuevo acuerdo en Andalucía entre Vox, PP y Cs apuntala a Moreno

Un nuevo acuerdo en Andalucía entre Vox, PP y Cs apuntala a Moreno
septiembre 03 23:48 2020

La entente entre PP, Ciudadanos y Vox en Andalucía mantiene, después de la pandemia, el vigor que les ha llevado, desde las autonómicas de finales de 2018, a aprobar dos presupuestos y también a sacar adelante una veintena de farragosos decretos-ley durante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus que han modificado leyes en terrenos sensibles, como el educativo, el sanitario y el urbanístico, algunas de ellas por la puerta de atrás, sin debate social alguno.

Esta jueves, los partidos han cerrado un nuevo acuerdo a tres bandas en la comisión de reconstrucción que se formó en el Parlamento de Andalucía tras el confinamiento por la expansión de la covid-19. Los trabajos se desarrollaron en ausencia de PSOE y Adelante, que abandonaron la comisión en protesta por la decisión de PP y Ciudadanos de darle la presidencia de la misma a Vox.

El dictamen, que recoge medidas de todo tenor en una línea similar a la de los pactos ya alcanzados anteriormente, con concesiones a la lógica ultraderechista de Vox, y hace un particular hincapié en el sistema sanitario, tendrá ahora que votarse en un Pleno, con la presencia de PSOE y Adelante. Tras la aprobación del texto en la comisión y la asunción de enmiendas cruzadas entre los grupos, no se prevén problemas para sacarlo adelante y para aplicarlo en los próximos meses.

Las relaciones entre los tres partidos, después de que Ciudadanos accediese el año pasado a sentarse en la misma mesa que Vox y a firmar acuerdos con la ultraderecha, a la hora de la verdad están bien engrasadas, aunque se produzcan discrepancias y debates entre ellos, de mayor o menor intensidad.

En política todo cambia de un día para otro, pero la trayectoria de los tres partidos que propiciaron el giro hacia la derecha en Andalucía tras las autonómicas de 2018 y este pacto permite vislumbrar un otoño pacífico para el Ejecutivo andaluz, en el que con el patio en calma, podrá confrontar con el Gobierno de España, una estrategia que le dio buenos réditos al PSOE durante años y que ahora, Vox, PP y Ciudadanos, replican con intensidad prácticamente diaria.

En el calendario, asoman ya los próximos presupuestos para el año 21, para los que Vox ha mostrado este jueves su disposición a aprobarlos, como quiere el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP).

Así, Alejandro Hernández, portavoz de Vox en la Comunidad, después de haberse reunido con Moreno en San Telmo el miércoles, manifestó este juevs que está disponible para aprobar unas nuevas cuentas. Así, en declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, Hernández manifestó, con la cautela, de “conocer primero los textos presupuestarios y las cifras”, que la intención de Vox es “seguir siendo responsables como en los meses anteriores”.

“Todo indica que no debiera haber problemas para que nosotros volviéramos a reiterar el apoyo” a las cuentas autonómicas de 2021, agregó el portavoz del partido de ultraderecha. Hernández, además, agregó han mantenido ya algunas reuniones con la Consejería de Hacienda y que de lo que conocen el próximo presupuesto “va en línea de lo hecho en los presupuestos anteriores”. “Si hemos sido responsables y hemos mirado más por lo que pueda ser bueno para los andaluces que por los intereses de partido, ahora todavía más”, remachó el portavoz de Vox.

Estas declaraciones y la aprobación del dictamen en la comisión de la recuperación apuntalan el Gobierno de Moreno, que afronta de este modo, después de haber superado –con cambios de competencias entre consejerías– momentáneamente la crisis abierta con su socio en el Ejecutivo, el vicepresidente Juan Marín (Ciudadanos), un otoño presumiblemente tranquilo en lo político, en el que tendrá que afrontar, entre otros asuntos de mucho calado, una vuelta al cole entre la angustia de las familias por el coronavirus, y también protestas de los trabajadores sanitarios.

Moreno reconoció, en una entrevista en la cadena Ser, que la atención primaria, clave en la contención de la covid-19, no está funcionando como debería. El presidente admitió: “Estamos teniendo más problemas porque está soportando una atención asistencial muy fuerte. Hemos obligado a muchos sanitarios a tomar vacaciones en agosto, porque venían absolutamente exhaustos de la primera ola de la pandemia, y queríamos que cuanto antes que cogieran sus vacaciones para que estuvieran preparados para una segunda fase que se ha adelantado mucho a lo previsto”, recoge Europa Press.

Moreno agregó que “se ha vaciado la bolsa de contratación” y que “todo eso, sumado al miedo, a las inquietudes y a las necesidades de la población, ha provocado que se hayan superado las previsiones”. “No estábamos preparados y se está notando”, remachó. El presidente de la Junta confió, en la misma entrevista, en que la situación se restablezca en un par de semanas, cuando se reincorpore la gran parte de los profesionales que estaban de vacaciones, y también gracias al refuerzo que se ha hecho en los call center y en contrataciones externas.

Sobre la vuelta al colegio en la Comunidad Autónoma más poblada, el presidente renunció a bajar la ratio, como le ha exigido la oposición, PSOE y Adelante, e hizo hincapié en el uso de la mascarilla a partir de los seis años. “Se ha hecho un esfuerzo muy importante económico y de recursos materiales para que podamos intentar tener el entorno más seguro posible”, dijo el presidente de la Junta. “Estoy convencido de que si todos ponemos de nuestra parte, las cosas se van a desarrollar con cierta normalidad”, confió Moreno.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario