Un preso político

octubre 16 04:48 2020

La majestad de la justicia es la consecuencia de la majestad de los jueces, y ellos no son infalibles. La psicología conductual ha probado que los jueces no son ajenos a fallar instintivamente, a racionalizar en sus providencias sus afinidades o antipatías. Sufren, como todos, de sesgos cognitivos que nublan su racionalidad. Por lo anterior, tenemos el deber de cuestionar sus decisiones. Esto no puede ser descartado como amenaza institucional. No se puede cercenar el debate tildándolo de polarización. La polarización no la generan los discursos, sino los hechos, en este caso una detención preventiva, que para revestirla de aparente sofisticación necesitó mil quinientas páginas. Solo algo inexplicable requiere tantas páginas.

Pero esas son formas, nos preocupan los hechos. El

Si ya estás registrado, Inicia sesión

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario