«Watchmen», «Succession» y «Schitt’s Creek»: motivos para ver las series más galardonadas

«Watchmen», «Succession» y «Schitt’s Creek»: motivos para ver las series más galardonadas
noviembre 19 19:48 2020

Tres han sido los títulos que mayor número de galardones se han llevado en casa en los Premios Emmy 2020, celebrados de manera telemática durante la noche del domingo en Estados Unidos. Dos tienen el sello HBO («No es televisión…») y otro, para sorpresa de muchos, proviene de CBC, la cadena de televisión pública canadiense. Se trata de la miniserie limitada «Watchmen» (11 victorias), la comedia de situación «Schitt’s Creek» (9) y el drama «Succession» (7), que empata en número de estatuillas recibidas con «The mandalorian», aunque las de la ficción en acción real de «Star Wars» pertenezcan a las categorías técnicas.

Sin dragones ni espadas, esta estirpe de ricachones sin escrúpulos arma conjuras dignas del mismísimo Meñique. Vanidosos ajedrecistas del mal, urden sus traiciones pisoteando a quien se interponga en el camino hacia el despacho del patriarca, Logan Roy, un todopoderoso magnate de los medios de comunicación; sin resquicio de moralidad, sin asomo de bondad a pesar de las debilidades humanas de cada miembro del clan. El detonante de este «Juego de tronos» empresarial en el seno de la familia Roy surge cuando esa especie de Rupert Murdoch interpretado brillantemente por Brian Cox cae enfermo. Lejos de despertar la caridad latente de sus hijos, el baile de Logan con la muerte aviva los cuchillos y las deslealtades de una familia criada para poner la zancadilla al que asome por la retaguardia. Miserables o torpes las traiciones de estos hamlets del siglo veintiuno, nunca sabes si reír o llorar con los disparates de esta fábula despiadada sobre la podredumbre del poder.

Tejida como una sutil reinvención de «El Padrino» en la que hasta en el lecho de muerte Don Vito guarda un revólver contra sus hijos bajo la almohada, además de las geniales interpretaciones del reparto, la clave para el éxito de «Succession» es, pese a todo, el humor que subyace en casi cada episodio, a veces por los despropósitos de los despiadados vástagos por hacerse con el poder, otras por el patetismo de los más cafres en este particular juego de tronos empresarial e incluso por la iniquidez de un hombre de negocios que, pese a su senectud y vulnerabilidad, es incapaz de dejar de ser un tirano. Cría cuervos…

Las dos temporadas de «Succession» están disponibles en HBO España. Está renovada por una tercera.

La estupenda comedia canadiense de CBC creada por Eugene Levy y Dan Levy -padre e hijo en la ficción y en la realidad- es un bálsamo entre tanta crispación e incertidumbre «allí fuera». De premisa básica -una familia de ricachones se muda a «su» pueblo tras ser estafados-, sus guionistas consiguen sacar, a partir de su segundo año, una bonita historia sobre segundas oportunidades y redención sin nunca olvidar que se trata de una «sitcom» con sus normas, o sea, sus enredos, sus malentendidos y sus exagerados personajes. Pero es la evolución dramática de sus protagonistas y secundarios lo que cimenta.

Su estrella es, sin duda, Moira Rose (Catherine O’Hara, la madre de «Solo en casa»), que aquí hace de actriz de telenovelas, amiga del whiskito cortito, que está de capa caída. Su infinita colección de pelucas y conjuntos (el vestuario, también premiado, es clave) y su histrionismo (esos gritos de desesperación cuando no salen las cosas bien) son un «plus» al personaje de O’Hara, que también sabe cuándo bajar de los cielos y hablar de tú a tú a sus familiares y vecinos. La dinámica que tiene con su marido Johnny (al que adora), su hijo David (y ojito derecho por compartir armario y carácter) y su hija Alexis (con la que apenas congenia) es más compleja de lo que parece al principio de la serie. Sorprende, por cómo se desvela y se desarrolla, la bisexualidad del hijo mayor.

[ «Schitt’s Creek»: por qué y dónde ver la mejor comedia para los Emmy 2020]

Las seis temporadas de «Schitt’s Creek», ya finalizada, están disponibles en Movistar Plus.

La adaptación-revisión del cómic homónimo de Alan Moore tiene mucho de su principal responsable, Damon Lindelof, que ya demostró con la magnífica «The leftovers», también de HBO, que había vida (sobrenatural) tras «Perdidos». La miniserie, de nueve entregas, es a la vez un estupendo homenaje al material original y una secuela que repiensa, desde nuestro presente, lo que se contó en los años ochenta sobre estos superhéroes poco ejemplares.

Lindelof, un gran fan del cómic, se dio cuenta mientras levantaba el proyecto que su personal versión de «Watchmen» conectaba con el racismo y el supremacismo blanco -actuales y pretéritos- de Estados Unidos y que el «quid» de la cuestión estaba en el «montador» de esta banda de superhéroes del que nunca se reveló su identidad, ni origen. La lectura del reportaje sobre el racismo en Estados Unidos «The Case for Reparations», (el caso de las reparaciones), a cargo de Ta-Nehisi Coates, fue un punto de inflexión para Lindelof, que decidió abrir la serie con la desconocida masacre de Tulsa en 1921 y pone en su centro, al menos inicialmente, al personaje de Regina King (con la que coincidió en «The leftovers»), una madre de familia y policía negra reconvertida en superheroína.

Hablando en plata… es un gustazo dejarse llevar por esta historia de pura ciencia ficción, pero también ver cómo van encajando inteligentemente las piezas del puzle a medida que transcurre la temporada. Como ya sucediera en «The leftovers», especialmente a partir de su segunda temporada, a Lindelof le encanta ceder el protagonismo a un personaje en cada episodio sin interrumpir, en ningún momento, la acción principal. Además, siempre hay consonancia entre lo que se cuenta y cómo se cuenta ( no como «Westworld», que se ha ido merecidamente de vacío) como el psicotrópico episodio en blanco y negro, por el que ha ganado un Emmy su guionista Cord Jefferson, muy interesado en explorar el truma a través de los lazos de sangre (como hacía la serie de Amazon «Transparent»). «Watchmen», encima, convierte un dicho en un hecho: el elefante en la habitación…

La primera y única temporada de «Watchmen» está disponible en HBO España.

  Categorias:
ver más artículos

Sobre el autor del artículo

el llanero solitario
el llanero solitario

Ver más artículos
Escribir un Comentario

0 Comentarios

¡Sin comentarios aún!

puedes ser el que iniciar una conversación.

Añadir un comentario